¿Por qué se ha hundido el Tottenham?

Las claves y razones de por qué un equipo que hace dos años estaba jugando una final de la Champions ahora mismo está hundido

La destitución de Mauricio Pochettino en noviembre de 2019 fue la decisión más importante para entender la situación actual.

Que el Tottenham despidiera este lunes a Nuno Espirito Santo no fue una sorpresa para nadie. Era algo que se esperaba desde que se lo contrató, porque fue una opción de urgencia tras el 'no' del resto de candidatos y porque su estilo de juego no iba a agradar. Tan solo 17 partidos después de su contratación, el portugués se ha marchado.

Es el culmen de una serie de malas decisiones que han llevado a los 'Spurs' hasta este punto. La destitución de Mauricio Pochettino en noviembre de 2019 es la más decisiva de todas ellas. Se mandó al traste en ese momento cinco años de proyectos, en los que se había escalado hasta el subcampeonato de la Premier y hasta una final de la Champions. Pero Daniel Levy, el dueño del equipo, quería resultados (el equipo iba decimocuarto en esos momentos) y se trajo a José Mourinho.

El portugués dejó imágenes graciosas y un documental en Amazon, pero lo que ocurrió en el campo no siguió el mismo camino del éxito. Antes de que terminara la temporada pasada, el Tottenham, previo pago de un cuantioso finiquito, le despidió. Levy creía que Mourinho traería el éxito rápido, el título que añoran los 'Spurs' desde 2008, pero no fue así. Tuvo que recurrir a Ryan Mason, el técnico interino, para terminar la temporada, y ahí llegó Nuno.

Conviene recordar que una de las razones por las que Antonio Conte, entre muchos otros, dijeron que no al cargo es por la marcha declarada de Harry Kane, que finalmente decidió quedarse. Ahora el italiano tiene la tarea de recuperarle, después de un solo gol en esta Premier, y de encauzar un equipo que va octavo en la Premier y que puede romper la sequía de títulos en la Copa de la Liga, donde está en cuartos de final, y en la Conference League, donde son favoritos a ganarla.