Fútbol Internacional

El insólito caso de Martin Dúbravka: solo será campeón de la Carabao Cup si su equipo pierde

El equipo ganador recibe 30 medallas: 19 son para repartir entre los convocados de la final y 11 a distribuir entre quien el club considere oportuno.

El portero del Newcastle disputó dos partidos de la Copa de la Liga con el Manchester United a principios de curso.

Los 'Magpies' no ganan un trofeo doméstico desde la temporada 1954/55, cuando alzaron su sexta FA Cup tras derrotar al Manchester City en la final por 3-1. Este domingo se podría terminar la sequía cuando el Newcastle se mida al Manchester United en la final de Carabao Cup.

Sin embargo, el fútbol no regala nada. El Newcastle está atravesando su primera crisis de la temporada, no ha ganado ninguno de sus últimos cuatro partidos en Premier y, por si fuera poco, tendrá que ir a por este título con el tercer portero como titular. Y su nombre te sonará.

Loris Karius tendrá que enfundarse los guantes después de una concatenación de imprevistos.

Una cesión que no fructificó

El portero eslovaco llegó a Newcastle procedente del Sparta de Praga en mayo de 2018 por cinco millones de euros y se convirtió en una de las revelaciones durante la siguiente temporada. Encajó 48 goles en la Premier League 18/19, la séptima mejor marca entre los veinte equipos.

Por culpa de las lesiones perdió la titularidad y fue desapareciendo poco a poco del mapa. En los estertores del pasado mercado de verano, el Newcastle llegó a un acuerdo con el Manchester United para que Dúbravka se marchara cedido con los 'red devils', pero el experimento no dio resultados.

Solo disputó dos partidos con su nueva casaca. Ambos en la Carabao Cup. El primero terminó con victoria por 4-2 sobre el Aston Villa, mientras que en el siguiente dejó la portería a cero contra el Burnley, que sucumbió en octavos de final tras los goles de Eriksen y Rashford.

No obstante, nada más entrar en 2023, el United decidió cancelar la cesión y mandar al eslovaco de vuelta a St. James' Park.

Inelegible para la final de EFL Cup

Como Dúbravka ya jugó esta competición con otro club, Eddie Howe no podrá alinearlo este domingo en Wembley.

Y con Nick Pope fuera de combate tras ver tarjeta roja frente al Liverpool, Karius tendrá la responsabilidad de defender la meta en el partido más importante de las últimas siete décadas para el Newcastle.

Si el Newcastle pierde, Dúbravka obtendrá una medalla

El equipo ganador recibe 30 medallas: 19 son para repartir entre los convocados de la final y 11 a distribuir entre quien el club considere oportuno.

Ambos conjuntos han utilizado a 25 jugadores en este torneo, pero el sentido común apunta que los metales restantes en el Newcastle irán dirigidos para el cuerpo técnico, mientras que el United podría obsequiar a Dúbravka con medalla. El eslovaco ha jugado la mitad de encuentro de los 'red devils' en Carabao Cup y parece motivo suficiente para recibir esta distinción.

Si los dos equipos acaban con los cupos permitidos y Dúbravka no está incluido en ninguna lista de ganadores, la única opción para colgarse una medalla pasa porque el club pertinente hable con el Comité Directivo y éste lo apruebe. Además, los costes corren a cargo de quien lo solicite.

Shelvey y Wood, dos exjugadores que también están pendientes

Ambos pertenecían a la disciplina blanquinegra, pero pusieron rumbo a Nottingham en el mercado de invierno. Shelvey jugó de titular en 1/16 de final ante el Crystal Palace y salió desde el banquillo en la siguiente ronda contra el Bournemouth, mientras que Wood participó en los tres primeros partidos. Marcó ante el Tranmere, convirtió su penalti frente al Crystal Palace y solo tuvo un cuarto de hora contra el Bournemouth.

Si el Newcastle lo estima conveniente, los dos futbolistas del Nottingham Forest podrían salir campeones de la Carabao Cup con el Newcastle.