Fútbol Internacional

Cristiano Ronaldo, ¿a tiempo de ser el máximo goleador de Arabia Saudí?

Cristiano necesita 182 goles para ser el máximo goleador de la historia de Arabia Saudí.

El portugués está enrachado y amenaza a su compañero Talisca, del que ya solo le separan 5 goles.

Cristiano Ronaldo ha empezado a enchufar goles en Arabia Saudí. Tras cinco partidos, el portugués ya suma ocho goles y en su último encuentro marcó su segundo hat trick de la competición, con el que aumenta su liderazgo como el futbolista en activo con más tripletes.

Cristiano, que ha revolucionado la liga saudí, está a tiempo de ser el máximo goleador esta temporada. De eso no hay dudas. Pese a perderse los trece primeros partidos de la competición, el luso ya es el cuarto máximo goleador de la misma y está a cinco tantos de igualar a su compañero de equipo Anderson Talisca, que lleva 13 tantos.

Máximos goleadores Liga Arabia Saudí

  • 1-. Talisca: 13 goles
  • 2-. Carlos: 12 goles
  • 3-. A. Hamdallah: 11 goles
  • 4-. Cristiano Ronaldo: 8 goles

Con 16 encuentros aún por delante, es bastante probable que Cristiano acabe como el máximo goleador de la competición, pero el luso apunta a mucho más. No va a parar ahí, pese a que los siguientes retos estén muy muy complicados.

¿En el Top 10 de goleadores de Arabia?

El máximo goleador en toda la historia de la liga de Arabia Saudí es Majed Abdullah, que jugó 20 años en el Al-Nassr, entre 1977 y 1997, y anotó en total 189 goles en 194 partidos. Cristiano está, por lo tanto, a 181 goles de él. Le quedan, eso sí, dos años de contrato, puesto que el acuerdo de Cristiano con el Al-Nassr vence en junio de 2025.

Si no lo alargara, Cristiano necesitaría unas cifras estratosféricas para intentar acercarse a los registros de Abdullah.

Lo que sí que es viable para Cristiano es entrar en el top 10 de máximos goleadores históricos de la competición. Ahí el tope está en los 91 goles que logró entre 1996 y 2005 Obeid Al-Dosari. El atacante portugués seguiría necesitando muchísimos goles, pero es un reto que servirá para estimular a Cristiano durante los dos años y medio que le quedan en Arabia Saudí.