Locura en Arabia Saudí: la reventa sube los precios más de un 1000%

La afición saudí, volcada con El Clásico
La afición saudí, volcada con El Clásico

Se ha hablado mucho de cómo ha sentado el cambio de sede en España, pero no tanto de la acogida en el país anfitrión. Betfair está en Riyad y es testigo de la pasión de los saudíes por el fútbol español.

El incremento de casos Covid impidió el lleno dejando el aforo al 50% y eso, consiguientemente, desató una reventa salvaje que alcanzó más del 1000%.

Arabia Saudí está acogiendo la Supercopa de España en un evento que paralizó el miércoles a la capital Riyad. El Clásico colgó el cartel de "no hay billetes" permitiendo a 30.000 privilegiados asistir al estadio Rey Fahd. En el mismo pudimos contemplar que en este país hay una gran mayoría de simpatizantes del Real Madrid tras oír múltiples pitos a Piqué, Xavi y compañía, mientras que se volvían locos cuando Benzema les lanzó la camiseta a la grada tras el choque.

El evento está teniendo una repercusión muy grande, puesto que los saudís son gente muy puesta en el fútbol español. Además de encontrar aficionados de los equipos grandes, también se pudieron ver en las gradas a simpatizantes de clubes tan variopintos como el Betis, la Real Sociedad o el Mallorca. "Me hice de la Real tras ser subcampeones de Liga en 2003", confiesa uno de los aficionados. Otro punto que nos llamó poderosamente la atención fue que conocen a los diversos medios de comunicación españoles e incluso a periodistas que cubren la información del Real Madrid y a quienes preguntaron por Mbappé en un exquisito inglés.

El Clásico, que fue televisado en la televisión pública del país, era un evento que tenía previsto acoger a 62.000 espectadores en el estadio más moderno de Arabia Saudi. El incremento de casos Covid impidió el lleno dejando el aforo al 50% y eso, consiguientemente, desató una reventa salvaje que alcanzó más del 1000%. Los pases para el partido se vendieron en muy pocas horas y a un módico precio de 20 euros. Pues bien, Betfair vio cómo se adquirieron entradas en reventa por hasta 300 euros.

Profundizando un poco en ese amor general de los saudíes hacia el Real Madrid encontramos que saber hablar árabe y la religión también suman puntos. En este caso, Benzema ha realizado diversos anuncios utilizando el lenguaje de aquí, mientras que jugadores como Ferland Mendy o Eden Hazard recibieron un aplauso más sonado que el resto en la presentación por su creencia musulmana.

Otro dato que nos llamó mucho la atención del Clásico fue la enorme cantidad de camisetas personalizadas de los equipos, además de uso de banderas gigantes y también la presencia multitudinaria de niños en el campo a altas horas de la noche. Hay que tener en cuenta que el partido terminó pasada la medianoche de un miércoles, pero no les importó. Como decimos, el fútbol es algo más que una religión en Arabia Saudí.