Ya está aquí Halloween: Los cinco jugadores más terroríficos de la historia del fútbol

Seguro que los jugadores que traemos en este artículo tenían gran corazón, pero sobre el verde no conocían la piedad. Como carnívoros sobre su presa.

El día del terror está a la vuelta de la esquina y repasamos cinco futbolistas que no querrías encontrarte en un callejón oscuro y sin salida

Thomas Gravesen

Danés que decía que era futbolista y que en realidad fue carnicero. Su apodo era el 'ogro' y Fernando Torres todavía tiene pesadillas con él después de ver su cara de loco a un centímetro. Mediocentro destructivo en general: de juego y de piernas.

Pablo García

Otro mediocentro que no necesita disfraz para Halloween. Ya da miedo de por sí. El Real Madrid le fichó harto de sufrirle cada vez que jugaba contra Osasuna. Las leyendas dicen que una vez sonrió.

Marco Materazzi

Famoso por recibir el célebre cabezazo de Zinedine Zidane en la final del Mundial 2006. Tuvo que fingir en el suelo para que expulsasen al francés, porque el central italiano no tiene sensibilidad alguna en el pecho. Central de los que no quieres tener en frente.

Pepe

No podía faltar. El central al que más se le fue la cabeza del siglo XXI. El partido en 2009 ante el Getafe fue su obra culmen, con patadas y puñetazos por doquier. Y encima luego el Real Madrid remontó. Partido redondo.

Carles Puyol

No por sucio, porque Puyol era noble como él solo, pero ver correr hacia ti al 'tiburón' da tremendo miedo. Fuerza, garra y cara de rabia, los alemanes saben perfectamente lo que es sufrir al eterno capitán del Barcelona en carrera. Brutal.