Los jugadores que más cobran del Barça son descartes: Coutinho, Pjanic, Umtiti...

Se vienen nubarrones negros en el futuro del Barça
Se vienen nubarrones negros en el futuro del Barça

Joan Laporta ha conseguido rebajar la masa salarial del Barcelona dando salida a Messi, Griezmann o Trincao y bajando el sueldo a Piqué, Alba y Busquets, pero todavía le quedan por hacer retoques

Jugadores que son suplentísimos y con los que apenas se cuenta son los que más dinero se embolsan actualmente de todo el plantel

La gestión de Josep María Bartomeu en el Barça sigue dando de qué hablar. Joan Laporta ha intentado limpiar y barrer el equipo que heredó en quiebra técnica aligerando salarios, ya sea por la vía de salida o por negociación interna para rebajar fichas. El presidente culé ha conseguido que el jugador mejor pagado de la temporada pasada -Messi- y el segundo mejor -Griezmann- ya no computen como fichas para los culés, mientras que algunos de los salarios más altos de la plantilla se han reducido considerablemente como son los casos de Gerard Piqué, Jordi Alba y Sergio Busquets. El sacrificio de estos tres jugadores ha permitido la inscripción de jugadores como Depay o Agüero.

Dicho todo esto, aún quedan garbanzos negros en la plantilla de Ronald Koeman. Jugadores que son suplentísimos y con los que apenas se cuenta son los que más dinero se embolsan actualmente de todo el plantel. Ver para creer. Es el caso de un Philippe Coutinho que quizá sea la inversión más ruinosa en toda la historia del club. El mediapunta brasileño costó 160 millones en 2018 y su fichaje apenas ha dado beneficios tras haber pasado mucho tiempo lesionado y otro tiempo cedido en el Bayern de Múnich. A sus 29 años, pocos creen que podrá resurgir en el equipo culé y que su salario de 12,5 millones de euros limpios es una losa difícilmente salvable hasta 2023. La esperanza es que juegue algo y se pueda vender en invierno, aunque no cunde el optimismo.

Otro que también necesita jugar es un Miralem Pjanic que casi consigue hacer la 3/14 y regresar este verano a la Juventus, donde le esperaban con los brazos abiertos. El jugador bosnio llegó al Barça en un trueque con Arthur y lo hizo con una tremenda ficha de más de ocho millones de euros limpios. El jugador disputó apenas 19 partidos de Liga la temporada pasada siendo suplente en la mayoría de ellos. A sus 31 años, pocos clubes están dispuestos a intentar sacar partido de un jugador que tiene contrato hasta 2024.

En el caso de Samuel Umtiti ya no es una cuestión de jugar o no jugar, el francés tiene una lesión crónica en la rodilla que le obliga a parar cada cierto tiempo y que hace no haya muchos clubes interesados en lanzarse a por sus servicios. Su ficha de casi siete millones limpios al año tampoco ayuda a un futbolista que en 2018 -cuando se le renovó- tenía un valor en Transfermarkt de 70 millones y ahora apenas alcanza los 8. El Barça tampoco se lo podrá quitar pronto, puesto que tiene contrato hasta 2023.

Uno que termina contrato pronto es un Ousmane Dembélé que también se encuentra en el top-5 de jugadores que más cobran de la plantilla presentando exactamente el mismo salario que Umtiti. Ambos tienen como paralelismo que se lesionan mucho, pero en el caso del extremo su valor de mercado todavía no ha caído hasta los infiernos. El Barça va a buscar renovarle, aunque a la baja, un contrato que termina en junio de 2022 sabiendo que tendrá que competir con equipos como el Liverpool o Bayern de Múnich donde sí tiene gran cartel.

El club culé acusará esta temporada la nefasta y descontrolada gestión de la era Bartomeu intentando revalorizar jugadores que no son del gusto de Koeman. No es una papeleta fácil. ¿Se imagina que trabajan en una empresa privada y que su compañero de al lado cobra el doble o triple por no hacer nada? Jugadores como Pedri pensarán en qué follón me he metido.