¿Lo ha vuelto a hacer Monchi?

Monchi podría ser el próximo nombre del estadio del Sevilla
Monchi podría ser el próximo nombre del estadio del Sevilla

El afanado director deportivo del Sevilla ha roto el mercado con refuerzos que para muchos son desconocidos y que en poco tiempo se revalorizarán como viene siendo habitual

Monchi ha traído en este mercado deprimido de fichajes hasta a seis fichajes con un coste total de 38 millones de euros

"Pero, ¿cómo un portero va a hacer los fichajes?", se preguntaba la afición del Sevilla hace mucho tiempo. Corría el año 2000 cuando Ramón Rodríguez Verdejo, alias Monchi, había dejado de ser el guardameta del Sevilla FC para convertirse en el director deportivo de un equipo que iba a la deriva. No era el actual Sevilla, un fijo en la Champions y con jugadores reconocibles por todo el mundo, sino un equipo sin alma que militaba en Segunda División y ahogado por las múltiples deudas.

Fue en ese momento cuando el entonces presidente Roberto Alés apostó por Monchi y éste salvó al sevillismo de una extinción casi segura. El gaditano fichó bien y con criterio hasta colocar al equipo entre los mejores de la Liga española partiendo desde la división de plata. El director deportivo no sólo trajo jugadores poco conocidos hasta convertirles en estrellas mundiales como fueron los casos de Julio Baptista, Adriano Correia, Dani Alves, Luis Fabiano, Frederic Kanouté o Ivan Rakitic, sino que dio la rampa de salida a canteranos que se convirtieron en grandísimos jugadores como Sergio Ramos, José Antonio Reyes o Jesús Navas.

Los logros de Monchi se pueden cuantificar no sólo en millones para las arcas del Sevilla, sino también en títulos tras convertirse en heptacampeones de la Europa League con el portero al frente. Ahora el equipo hispalense, viendo la patente debilidad de Madrid y Barça, busca el más difícil todavía y sueña con ganar la primera Liga desde la temporada 45/46.

Monchi ha traído en este mercado deprimido de fichajes hasta a seis fichajes con un coste total de 38 millones. Ya saben que el director deportivo del Sevilla multiplicará el retorno en esa inversión y que alguno de los jugadores que ha traído se convertirán en estrella. Rafa Mir, Gonzalo Montiel, Thomas Delaney, Ludwig Augustinsson, Marko Dmitrovic y Erik Lamela ya están listos para dar el paso al siguiente nivel. Será cuando los grandes clubes europeos se fijen en ellos y Monchi pueda hacer de nuevo su magia.