La encrucijada de Saúl Ñíguez

Saúl deshoja la margarita
Saúl deshoja la margarita

Saúl Ñíguez atraviesa un periodo de anómala transición. Como si fuera un limbo de un futuro que no sabe si teñirá de rojiblanco o deberá mudar a otros colores, siempre pronunciados en lengua extranjera

En Betfair, que Saúl continúe en el Atlético de Madrid emerge como la opción más factible, con una cuota de 2.506/4

En España, el único club que palpita (por ahora) en las intenciones de Saúl es su Atlético de Madrid. Con los colchoneros ha ganado una Liga que ya pudo levantar en 2014 de no haber sido cedido a un Rayo Vallecano en el que comenzó a mostrar las virtudes que poco después lo harían imprescindible.

Jugador blindado en el once de Simeone y en los planes de futuro del Atlético de Madrid. Ahora la cosa cambia. Y aunque sigue blindado en la mente del Cholo, sus virtudes parecen menguar al mismo ritmo que crece su deseo de salir de España.

La intención inicial del canterano era poner rumbo a Alemania. El Bayern de Múnich parecía dispuesto a ofrecerle un proyecto sólido. Pero las puertas bávaras parecen haberse cerrado y el destino del madrileño se ha convertido en una ruleta de rumores que tan pronto baila al ritmo del anhelo de Tuchel, como orbita en la constelación que es el Manchester City de Guardiola. Opciones jugosas en un verano de asueto.

Porque Saúl no está en la selección española. No disputa la Eurocopa. Luis Enrique pasó página del grupo que compitió en el Mundial de Rusia, una gran cita en la que Saúl emergió con el anhelo de hacerse un habitual. Le duró poco la magia. Lo cierto es que, pese a que esta temporada con el Atlético no ha sido mala, tampoco ha sido lo suficientemente buena como para exigir sí o sí un puesto entre los 26 que podía haber llamado el seleccionador.

Sí, Saúl sigue siendo importante, pero no con ese porte y peso imperial con el que antes mandaba en la medular. Algo que también se ha notado en sus participaciones de inicio. Saúl ha jugado 33 partidos, pero sólo 22 de titular. Todo ello son factores que alimentan las opciones de una salida que, por ahora, los pronósticos no ven factible.

En Betfair que Saúl continúe en el Atlético de Madrid emerge como la opción más factible, con una cuota de 2.506/4, lo que trasladado al campo de las probabilidades implícitas, supone un 40%. Que marche al Bayern de Múnich emerge ya como opción casi descartada, con una cuota de 21.0020/1.

Porque el futuro de Saúl, más allá del Metropolitano, habla inglés. En Betfair lo ven con opciones de acabar en el City (4.003/1) o en el Chelsea (5.004/1). La vía parisina del PSG queda mucho más lejana (9.008/1) y la del FC Barcelona, como una utopía culé (13.0012/1). Todas opciones de futuro que se disipan en un panorama indefinido. De anómala transición.