Griezmann, números de una sequía escandalosa

Griezmann se olvida del gol
Griezmann se olvida del gol

Su paso por Barcelona no le vino bien. El francés no ha vuelto a recuperar su mejor fútbol y esboza números de un jugador del montón.

Desde el 6 de enero, ha disputado 17 encuentros con el Atlético y cuatro con la selección francesa. En ninguno ha visto puerta.

Antoine Griezmann se ha despedido de la temporada con ocho goles en 36 encuentros con el Atlético de Madrid. Esto es, necesita casi cinco partidos para ver puerta. Y en LaLiga los números son incluso peores, con solo tres cantos de gol en 26 participaciones.

Atrás quedan las mejores temporadas de 'El Principito'. Como la 2014-15 y la 2015-16, cuando superó la veintena de tantos en la competición doméstica. Griezmann no acabó con malos registros su última campaña en Barcelona (20 goles), pero parece claro que nunca su rendimiento ha sido el esperado desde su fichaje por el club azulgrana.

Más de cinco meses seguidos sin marcar

Pero lo que más preocupa en el entorno de Antoine Griezmann es su interminable racha a cero. Con el del lunes ante Croacia, el futbolista del Atlético de Madrid acumula un total de 21 encuentros sin anotar.

El último gol de Griezmann se remonta al pasado 6 de enero. El galo festejó el Día de Reyes con un tanto ante el Rayo Majadahonda en la Copa del Rey. Desde entonces, ha disputado 17 encuentros con el Atlético y cuatro con la selección francesa. En ninguno ha visto puerta.

Y no habrá sido por oportunidades. Sin ir más lejos, en Split marró una ocasión inexplicable sin el guardameta en la portería. La gota que colma un vaso que sigue rebosando y del que no querría beber quien en su día afirmó comer en la mesa de Messi y Cristiano Ronaldo.

La peor racha de su carrera

Nunca antes en su trayectoria profesional había encadenado más de 16 encuentros sin ver puerta. Su peor precedente fue hace más de 10 años y entonces vestía la camiseta de la Real Sociedad.

Griezmann puso fin a su sequía el 14 de enero de 2012 ante el Valencia. Llevaba desde el 10 de septiembre de 2011 sin marcar. Entonces fueron 16 encuentros y poco más de cuatro meses.