El Camp Nou Spotify y otros estadios con marcas en su nombre

¿Recintos en todo el mundo con denominación de marca? Una locura hace años, lo más normal ahora mismo.

¿A qué estadio le cambiarías el nombre si pudieras?

Son muchos los equipos que han optado por ceder el nombre de su estadio a una marca para inflar sus presupuestos con grandes patrocinios. Ya no existe Highbury, el City of Manchester, el Vicente Calderón o el Munchen Fussball Arena. Nos hemos acostumbrados a escuchar marcas donde antes escuchábamos nombres míticos.

El Allianz Arena fue uno de los primeros ejemplos. La compañía de seguros Allianz pagó una millonada para que el estadio del Bayern de Múnich lleve su nombre hasta 2035.

Caso parecido vivió el Arsenal, que no pudo mantener la denominación de Highbury cuando se mudó de campo. Había que pagar la construcción del nuevo estadio y para ello se llegó a un acuerdo con la aerolínea Emirates, que pondría nombre al campo hasta 2021 por un valor de 100 millones de libras. El acuerdo se renovó años después por otros 150 millones y hasta 2028.

Sin salir de la Premier League inglesa, están también el Etihad Stadium, del Manchester City; el Amex Stadium, del Brighton & Hove Albion; y el King Power Stadium, del Leicester City, entre otros.

En la Serie A italiana, la mayor parte del pastel se la lleva también Allianz con el patrocinio de la Juventus. El Allianz Stadium llevará el nombre de la aseguradora hasta, como mínimo 2030. Otros equipos importantes de Italia han optado por mantener su historia, como Milan e Inter con el Giuseppe Meazza; y el Nápoles, con el Diego Armando Maradona.

En Francia tenemos el caso del Olympique de Marsella, que juega en el Orange Velodrome, por la compañía telefónica; y el del Olympique de Lyon, que disputa sus encuentros en el Groupama Stadium.

¿Y qué ocurre en España? Además del futuro Camp Nou Spotify, tenemos el caso más conocido del Wanda Metropolitano; pero también el Estadio de la Cerámica, del Villarreal. Más curioso es el caso del coliseo del Mallorca, que en su momento recibió los apelativos de Ono Stadi e Iberostar y que ahora mismo se denomina Visit Mallorca Estadi.