Dembélé cambia los pitos del Camp Nou por aplausos

Nueva exhibición del francés, que ya provoca que en Barcelona echen de menos a un jugador que todavía no se ha ido, pero que tiene pie y medio fuera de la Ciudad Condal.
El francés convence con su juego a un público azulgrana que comenzó el partido ante el Nápoles con muchas dudas y mostrando su descontento con él

Ousmane Dembélé, salvo sorpresa mayúscula, se marchará del Barcelona a final de esta misma temporada después de que termine su contrato este verano... y en la Ciudad Condal los aficionados azulgranas se están tirando de los pelos. El francés es, cuanto menos, uno de los mejores jugadores que tienen en la plantilla.

Ante el Nápoles se volvió a ver una versión de Dembélé brutal. Vertical, vertiginoso y creando peligro cada vez que tocaba el balón a pesar de salir desde el banquillo en la segunda parte. Fue pitado cuando saltó al verde y acabó cambiándolos por aplausos con su juego y su buen hacer. De hecho, Xavi se refirió a él en estos términos en rueda de prensa.

"El público no me ha hecho caso, pero al final se ha transformado en aplausos. Ya le hemos pitado y ya está, ya ha pasado. La noticia es que los pitos se han transformado en aplausos", aseguró.

GettyImages-835902074.jpg

Las comparaciones son odiosas y el francés dejó en mal lugar a Ferran Torres. El español ha llegado este mercado de invierno para tratar de marcar las diferencias desde la banda derecha y, sin embargo, sigue siendo Dembélé el que destaca cada vez que pisa el césped del Camp Nou.

Ousmane ha disputado con el Barça 13 partidos esta temporada entre todas las competiciones, 6 de ellos como titular, anotando un solo gol. Es cierto que entre las lesiones y la polémica que le ha rodeado por su no renovación, al final no ha entrado en la dinámica de grupo como se esperaba. No en vano, costó 140 millones.