Adiós al Atlético 'Aviación': Cero goles de estrategia

Jan Oblak es uno de los señalados tras el inicio de Liga por parte del Atlético de Madrid

El Atlético de Madrid ha dejado de lado la fiabilidad esta temporada y trata de reencontrarse a sí mismo, sobre todo en los balones por alto que tan feliz hicieron a la parroquia rojiblanca.

Los rojiblancos han dejado de ser un seguro en las faltas laterales y córners para comenzar a encajar goles de ese tipo

En LaLiga Santander, según datos del portal web WhoScored, el conjunto rojiblanco no ha anotado ni un solo tanto a balón parado, mientras que ha recibido dos en contra. Lejos quedan ya los tiempos en los que los del Cholo Simeone se hacían fuertes en esa faceta del juego.

En cuanto a los goles de cabeza, el Atlético de Madrid solo ha anotado uno en lo que va de LaLiga Santander. Y es que los rojiblancos han dejado de ser un equipo fiable ni en defensa ni en ataque. Está encajando mucho más que en otras temporadas y arriba ha perdido pólvora.

Un ejemplo de ello fue el partido ante el Alavés. Los rojiblancos tardaron 67 minutos en realizar un tiro a puerta, lo mismo que en el anterior choque ante el Getafe, donde la remontada llegó in extremis y ante un jugador menos por expulsión.

En ataque y volviendo al balón parado tuvieron cuatro córners a favor y cuatro faltas laterales al borde del área... que acabaron en nada. Pero en nada de nada. Ni un solo remate a portería en esas ocho ocasiones. Números de otros tiempos.

Una de las claves para entender este bajón de rendimiento en el aspecto defensivo, sobre todo por alto, es el estado de forma de Jan Oblak. El guardameta esloveno ha recogido el balón de su portería en seis ocasiones en siete partidos y lo peor es que lo ha hecho sufriendo solo 12 remates a portería. El índice de acierto es muy escaso.