La mínima diferencia económica entre ganar o no la Copa

El premio monetario para Mallorca o Athletic de Bilbao no diferirá demasiado, aunque levantar el trofeo lleva consigo muchas otras grandes ventajas.

El campeón de Copa del Rey ganará un premio de 1,21 millones de euros

Ganar la Copa del Rey no saca de pobre a un club de Primera División. Es un hecho que la competición doméstica española no es la más cuantiosa en lo referente a premios económicos del panorama futbolístico, pero existe una explicación: buena parte del dinero va a parar a unos clubes modestos que prácticamente salvan sus cuentas anuales si pasan ronda.

Un ejemplo de ello fue la Arandina, quien en octubre y noviembre sufría impagos, y que tras pasar inesperadamente ronda de Copa eliminando al Cádiz quedó encuadrado con el Real Madrid, obteniendo unos beneficios tan grandilocuentes que les dio para el presupuesto de esta temporada y la siguiente.

El caso es que cuando este 6 de abril se vean las caras en la final el Athletic de Bilbao y el Mallorca no habrá en juego más que una diferencia mínima de 150.000 euros entre el premio de ganador y el premio del finalista.

La Copa del Rey ingresa una bolsa anual de 33 millones de euros que posteriormente son repartidos como premios no quedándose nada en las arcas de la organizadora, la Federación Española de Fútbol. De ese dinero, un 10% va a parar al bolsillo de los clubes no profesionales que participan en la competición, obteniendo grandes sumas los que más lejos llegan.

Un canon por participar

El fútbol profesional se reparte un total de 30 millones, de los cuales 27 están destinados a los clubes de Primera División y tres a los de Segunda División en concepto de premios. 13,5 millones se destinan a los clubes de la máxima categoría sólo por participar obteniendo un 'fee' de casi 700.000 euros sólo por estar en la competición.

A partir de aquí, los 13,5 millones restantes se reparten en función de los resultados obtenidos como hacen las Champions League y otras competiciones con carácter eliminatorio. En comparación de la competición europea, los premios son bastante escasos por pasar ronda y para muestra un botón.

Por llegar a octavos de final se paga al club en cuestión 62.500 euros, alcanzar los cuartos supone un extra de 150.000 euros, mientras que llegar a semifinales añade a la hucha 225.000 euros. La diferencia entre ganar la final o no ganarla es de 150.000 euros.

Acceso a competiciones más lucrativas

La Copa del Rey no paga en dinero, pero sí en gloria a los clubes que la ganan. Por vencer en la Champions League, la bolsa puede ascender a una cantidad próxima a los 130 millones de euros, por ganar LaLiga española el Barcelona se llevó 60 millones de euros la última temporada, mientras que el Real Madrid ganó en la última Supercopa una cifra próxima a los 8 millones de euros por dos partidos.

Para ganar la Copa del Rey, tanto el Athletic de Bilbao como el Mallorca han tenido que disputar siete encuentros para alcanzar la final, algo que a largo plazo tiene sus beneficios. Ambos jugarán la próxima Supercopa, donde en un partido pueden ganar más dinero que en toda esta edición copera; y también el vencedor de la final disputará la próxima temporada competición europea, pagada lucrativamente.

Premios en la Copa del Rey

  • Campeón: 1.210.000 euros
  • Subcampeón: 1.060.000 euros
  • Semifinalista: 910.000 euros
  • Cuartofinalista: 685.000 euros