La historia no miente, al Athletic le toca ser campeón en 2024

Los rojiblancos pelearán en la final de la Copa del Rey frente al Mallorca el próximo 6 de abril en La Cartuja (Sevilla)

La Copa del Generalísimo en 1944 fue a parar a manos del Atlético de Bilbao, que sumaba entonces su decimoquinto título en la competición y el segundo consecutivo

Hay curiosidades que asustan al mismísimo miedo. Y una de ellas puede alimentar todavía más los pensamientos de muchos aficionados del conjunto vizcaíno que tienen entre ceja y ceja ver de nuevo la gabarra por la ría de Bilbao, un hecho que no se da desde mayo de 1984.

Si bien el Mallorca también tiene sus razones para creer en el título, lo cierto es que las matemáticas juegan a favor del Athletic. El cuadro vasco tiene como tradición ganar la Copa del Rey exactamente cada 40 años. Lo hizo en 1904, repitió en 1944, lo volvió a lograr en 1984... y ahora estamos en 2024.

La Copa en 1904, de película

Sin jugar ningún partido. Así se proclamó campeón el Athletic en 1904, revalidando su título del año anterior.

La eliminatoria de semifinales correspondiente a la fase previa entre el Español de Madrid y el Madrid-Moderno acabó con 5-5 en el marcador. Los equipos no se pusieron de acuerdo para poner una fecha al partido de desempate, pues los españolistas querían jugar al día siguiente, algo que no compartía su rival.

No obstante, el Español se presentó 24 horas después cómo había prometido y, ante la incomparecencia de su contrincante, decidió declararse ganador, algo avalado por el presidente de la Federación, que a su vez ejercía ese mismo cargo en el Español de Madrid.

La inclusión de otros dos equipos a última hora, el Moncloa FC y el Iberia FC, obligó a retrasar la fecha de la final, impuesta originalmente para el 28 de marzo. Un día antes, el 27, se había jugado la final de la fase previa entre el Español de Madrid y el Moncloa. Los españolistas ganaban 1-0 cuando el duelo tuvo que suspenderse por la grave lesión de un futbolista de ese mismo club. Tras un sorteo, el Español fue declarado finalista.

¿Cuál fue el problema? Nadie había avisado al Athletic, que ya era matemáticamente finalista, que ese encuentro por el título tenía nueva fecha. Los vascos se presentaron al partido el día que estaba marcado en el calendario y, viendo que el Español de Madrid no hizo acto de presencia, se autoproclamó campeón.

La final se iba a jugar el 29 de marzo. Ese día, el Español se presentó en el Campo del Retiro y, al comprobar que el Athletic no aparecía por allí, también decidió agenciarse el título.

La Federación le otorgó el campeonato en un primer momento al Español, pero la protesta del resto de clubes, aludiendo irregularidades y que no habían ganado ningún partido, terminó por dejar aquel título en las vitrinas del elenco rojiblanco. Además, también jugó a su favor el hecho de ser el vigente campeón. En 1903, el Athletic había ganado la primera edición del torneo tras imponerse al Madrid FC por 2-3.

La serie continuó en 1944 y 1984

La Copa del Generalísimo en 1944 fue a parar a manos del Atlético de Bilbao, que sumaba entonces su decimoquinto título en la competición y el segundo consecutivo.

El conjunto rojiblanco comenzó imponiéndose al Baracaldo AH por un global de 3-4, seguido de una cómoda eliminatoria de octavos de final ante el Arenas de Guecho, a quien apeó por 2-10. En cuartos, el Granada tampoco ofreció mucha resistencia (6-2), mientras que las semifinales ante el Atlético Aviación sí fueron tremendamente exigentes. La llave tuvo que acudir a un partido de desempate que ganó el cuadro vizcaíno en Barcelona por 2-3.

Ya en la final, disputada en el Olímpico de Montjuïc, el Atlético de Bilbao ganó al Valencia, 2-0, merced a dos tantos en la primera parte.

Cuarenta años después, en 1984, tras más de una década sin saborear las mieles del triunfo en la Copa del Rey, el Athletic Club volvió a tocar la gloria.

Los de San Mamés entraron a jugar a partir de la cuarta ronda. Debutaron contra el Cartagena FC, a quien no dieron mucha opción y mandaron para casa tras imponerse 0-5 en el global. Más adelante, en octavos de final, se cargaron a la Real Sociedad por penaltis (5-3) y, en cuartos, eliminaron al Sporting de Gijón por la mínima, 3-2. En semifinales, tuvieron que acudir de nuevo a los once metros, donde también fueron superiores al Real Madrid (4-3).

El último partido del torneo se jugó el 5 de mayo de 1984 en el Santiago Bernabéu. Athletic Club y FC Barcelona. Los leones ganaron 1-0 con un tanto en el minuto 14. Ese sigue siendo, a día de hoy, el último título del Athletic en la Copa del Rey.

El Athletic... ¿desafiando la mala suerte?

El número 4 es sinónimo de mala suerte en la cultura china. Esto viene porque la palabra 'cuatro', en el idioma mandarín significa hokkien, es decir, muerte.

No obstante, el Athletic ya salió campeón en 1904, 1914, 1944 y 1984. No ha jugado ninguna final más en un año terminado en ese número, así que mantiene el 100 % de efectividad.

Por el contrario, también en la cultura china, el número 8 equivale a fortuna. Estamos en 2024. Entonces, 2 + 2 + 4 = 8. Por si hay algún supersticioso.