FC Barcelona, el liderato más largo

Quique Setién fue el elegido para reemplazar a Ernesto Valverde. Una sorpresa para muchos pero para otros la oportunidad idónea para poder reencontrarse con el estilo que tantas alegrías ha proporcionado a los culés.

El FC Barcelona ha vivido una temporada plagada de sobresaltos y cambios que no han impedido que mantenga intactas sus aspiraciones ligueras.

El FC Barcelona ha vivido una temporada plagada de sobresaltos y cambios que no han impedido que mantenga intactas sus aspiraciones ligueras. A pesar de la derrota en el clásico contra el Real Madrid, la victoria de la última jornada ante la Real Sociedad les devolvió al liderato. 

Aún no se sabe qué ocurrirá con la Liga y el resto de competiciones, tan solo podemos quedarnos con lo que ha sucedido. La crisis mundial por el Covid-19 ha paralizado el fútbol. Las ligas se han congelado en la última jornada y el futuro está por decidir. Independientemente de lo que ocurra, los blaugrana se mantienen en lo más alto de la clasificación. Al igual que Real Madrid y Atlético, no pueden presumir de un rendimiento excelso en la presente temporada. Los vaivenes del campeonato doméstico, la derrota en la Supercopa de España que precipitó la destitución de Ernesto Valverde y la irregularidad, han supuesto dudas acerca de la gestión del equipo a todos los niveles. 

Quique Setién fue el elegido para reemplazar a Ernesto Valverde. Una sorpresa para muchos pero para otros la oportunidad idónea para poder reencontrarse con el estilo que tantas alegrías ha proporcionado a los culés. Llegar a un equipo con el Barça a mitad de temporada no es nada fácil, pero el nuevo técnico ha mostrado entereza y tener las ideas claras acerca de lo que necesitan para conseguir la regularidad y a través de la posesión y el toque, brillar. En Champions, debía disputar la vuelta de su eliminatoria contra el Nápoles. La ida se saldó con un empate a uno conseguido gracias al gol de Griezmann. 

Habrá que esperar aún algunas semanas para poder conocer cuál es el desenlace. Si la Liga decide continuar para poder finalizar el campeonato, deberán trabajar la puesta a punto para no ceder la primera posición. En este periodo, los tocados y lesionados podrán recuperarse, pero todos deberán realizar una nueva pretemporada para volver a recuperar el ritmo competitivo, no solo físicamente sino mental. El planteamiento sería similar al de una competición corta de once jornadas donde la practicidad debería anteponerse a la ornamentación. De lo que no hay dudas, es que todos estarán deseando volver a calzarse las botas y luchas sobre el césped por conseguir los objetivos propuestos al inicio de temporada.