V de Vendetta: Luis Enrique, 27 años después

La Roja alcanzará la final si derrota a Italia
La Roja alcanzará la final si derrota a Italia

La semifinal entre Italia y España no solo decide cuál de las dos selecciones estará en la gran final de Wembley. Es, también, la gran oportunidad de revancha para el seleccionador español.

Lucho tratará este martes de poner el penúltimo ladrillo a su gran obra. Y qué mejor manera de hacerlo que cerrando el círculo. Vengándose de la azzurra, de Tassotti y los Baggio, en Wembley y por un puesto en la final de la mejor competición continental

Dicen que la venganza se sirve en plato frío. Y tiempo para refrigerarse ha tenido. En concreto, 27 años. Los que han transcurrido desde aquella eliminación ante Italia en Estados Unidos; los que han pasado desde aquel codazo de Tassotti que sufrió Luis Enrique y lloró toda España.

La rabia se apoderó entonces del asturiano, protagonista de una imagen que nunca olvidaremos y de un codazo cuyo tabique todavía acusa. Pero ahora le ha llegado la oportunidad de redención. A él, español ejemplar, comprometido y furioso. Quien ha pasado del medio del campo al banquillo y de seleccionador a líder. Porque liderazgo, a Lucho, le sobra.

Luis Enrique tratará este martes de poner el penúltimo ladrillo a su gran obra. Y qué mejor manera de hacerlo que cerrando el círculo. Vengándose de la azzurra, de Tassotti y los Baggio, en Wembley y por un puesto en la final de la mejor competición continental.

Creemos que, a estas horas, el asturiano estará relamiéndose. El guión, coprotagonizado por Unai Simón y Morata, le ha salido a pedir de boca. Faltan solo dos pasos, cargados de tanta responsabilidad como morbo. ¿Se imaginan que Lucho se venga de Italia? ¿Se imaginan que su Roja levanta la copa contra Inglaterra y en Wembley?