España ya está en cuartos de la Euro 2020: Lo mejor y lo peor del partido frente a Croacia

España pudo con Croacia después de una eliminatoria muy igualada

Llega la fase final de la Eurocopa y La Roja, por la que nadie daba un duro hace apenas una semana, tiene al alcance de su mano meterse en semifinales del torneo continental

España se las prometía muy felices con el 1-3, pero Croacia consiguió empatar y los de Luis Enrique tuvieron que remangarse y llevarse la victoria en la prórroga

El público del mundo del fútbol lo tiene bastante claro: esta Eurocopa está siendo el mejor torneo de selecciones de los últimos años. El nivel, la cantidad de goles que se están viendo, las sorpresas... Espectacular. Y en medio de toda esa locura España se ha metido en cuartos de final tras un partido agónico ante Croacia. Repasamos lo mejor y lo peor del choque de octavos.

Lo mejor: Morata, Ferrán Torres y la unidad del equipo

Morata volvió a sonreír ante Croacia. Es cierto que erró alguna ocasión clara, pero apareció cuando los delanteros centro tienen que aparecer. Prórroga, empate a tres y golazo para llevar la locura al combinado nacional. España está en cuartos y gran parte de culpa es del ariete de la Juventus.

Otro de las figuras del choque fue Ferrán Torres. El futbolista del Manchester City completó una actuación espectacular con un gol y una asistencia, y manejó los tempos del juego a placer. Fue una de las novedades en el once inicial de España y se ha ganado un puesto de manera clara.

Y por último, es inevitable fijarse en la unidad de este equipo. La piña en torno a Unai Simón cuando cometió un error de esos que hunden carreras, el abrazo grupal con Morata y la solidez sin fisuras alrededor de un Luis Enrique que cada vez es más fuerte.

GettyImages-1233448338 (1).jpg

Lo peor: Unai Simón y el exceso de confianza

Un partido no termina hasta que el árbitro pita. Parece de perogrullo, pero a veces conviene recordarlo. España ganaba por 1-3 a falta de cinco minutos y Croacia acabó forzando la prórroga. Eso no puede ocurrir en la vida. No, no y no.

Algo parecido le pasó a Unai Simón en la primera parte. Exceso de confianza y error garrafal impropio de un portero profesional. Finalmente el gol de Croacia quedó en un mal recuerdo por la remontada de España, pero es otra cosa que no debe permitirse.