España en la Eurocopa: Ángeles y Demonios

Eliminada en semifinales, pero con muchas cosas positivas que llevarse. ¿Quiénes han sido los ángeles y los demonios de España en esta Eurocopa?

El camino de la selección española terminó este martes en Wembley, con la eliminación a manos de Italia en los siempre crueles penaltis. Probablemente merecieron más, pero lo cierto es que la selección cumplió de sobra los pronósticos y puede sacar muchas cosas positivas de esta Euro. ¿Quiénes han sido los ganadores y quiénes los perdedores?

ÁNGELES

1. Unai Simón: El portero del Athletic Club es uno de los jugadores que más reforzados sale de esta Euro. Pudo ser uno de los grandes villanos, por su fallo contra Croacia, pero se rehizo, salvó la papeleta con un paradón cuando mejor estaban los croatas y tuvo su momento estelar en cuartos. Ahí se creció ante Suiza, parando dos penaltis en la tanda. Contra Italia estuvo correcto durante el encuentro y salvó un penalti.

2. Dani Olmo: Uno de los jugadores que más ha crecido fuera de nuestras fronteras y que se ha dado conocer a los que no le tuvieran localizado en esta Eurocopa. Su partido ante Italia es una de las mejores actuaciones individuales que se recuerdan por parte de un futbolista español. Solo le faltó gol, aunque le penalizará el penalti que erró en la tanda contra los italianos y que empezó a cavar la tumba de la selección.

3. Pedri: Un auténtico escándolo para los 18 años que tiene. El propio Luis Enrique aseguró que nunca ha visto nada igual. Tardó 101 minutos en fallar un pase en unas semifinales de Eurocopa. El futuro sobre el que la selección tendrá que construir.

DEMONIOS

1. Morata: Cargado de altibajos, aunque hizo un partidazo contra Croacia. Siempre ha estado señalado y por cada cosa buena que ha hecho, ha tenido que cargar con dos o tres malas. Le echó arrojo para lanzar el penalti contra Italia, pero lo falló. Antes había hecho un golazo. Luces y sombras para uno de los jugadores con más presión en sus hombros.

2. Thiago: Imprescindible hace un año, fichaje de un Liverpool en busca de mejoras y coronado como uno de los mejores medios del continente. Thiago ha perdido todo ese peso en un año muy malo en Inglaterra y tampoco ha encontrado su sitio en la selección. Su contribución ante Italia fue más negativa que positiva, aunque su penalti fue impecable.