Cómo detener a Lewandowski y no ser goleado en el intento

La afición polaca espera al Lewandowski del Bayern
La afición polaca espera al Lewandowski del Bayern

Robert Lewandowski, mejor jugador de 2020 para la FIFA, es la gran amenaza para España en su segundo partido en la Eurocopa. El delantero polaco ha anotado esta temporada 48 goles con el Bayern

El único central de España que ha jugado contra Lewandowski es un Azpilicueta que ya vivió en sus carnes cómo se las gastaba el delantero

ESPAÑA VS. POLONIA
Sábado, 19 de junio

Robert Lewandowski tendrá este sábado el cartel de enemigo público número uno en el estadio de La Cartuja. El delantero polaco representa la principal amenaza para las opciones de España en la Eurocopa y vendrá motivado tras caer en el partido inaugural ante Eslovaquia por 1-2 de forma sorprendente. El jugador del Bayern de Múnich ha logrado en la presente temporada 48 goles con su club, mientras que con su selección suma dos en partidos clasificatorios para el Mundial de Qatar. Hablamos de un goleador voraz, un tirano del área que remata todo lo que se presenta y que huele las debilidades rivales.

A sus 32 años, Lewandowski sabe que este es su último tren para llevar a Polonia lejos en un torneo de selecciones tras alcanzar los cuartos de final en la Eurocopa de 2016. El jugador cuenta con un buen socio en la punta de ataque como Arkadiusz Milik y un jugador creativo en Piotr Zielinski para que le suministre balones. No hace falta mucho más para que el bueno de Robert consiga causar una sensación de intimidación en las defensas rivales. Luis Enrique tiene un problema en ese aspecto porque ni Laporte ni Pau Torres ni Diego Llorente ni Eric García han tenido todavía la oportunidad de batirse en duelo con el delantero en un partido.

El único que conoce a Lewandowski de los centrales es un Azpilicueta que ya vivió en sus carnes cómo se las gastaba el delantero, autor de tres de los siete tantos en la eliminatoria de octavos de final de la Champions League de 2020 que fue ganada por el equipo bávaro. El capitán del Chelsea, a buen seguro, ya habrá comentado a sus compañeros la vida y milagros de un punta que destaca por su capacidad de remate en cualquier situación y también por una depurada técnica casi de jugador de fútbol sala -pese a que roza el 1.90- que le convierten en un desahogo para su equipo para salir a la contra.

Viendo el daño que hizo el sueco Isak en el partido inaugural ante España, los nuestros deberán andarse con especial cautela ante un delantero que es de mal recuerdo para los clubes españoles. Cuando jugaba en el Dortmund en 2013, el delantero firmó un póker de goles eliminando a los blancos de la Champions. Contra el Barça fue uno de los autores de los tantos en la humillante goleada por 2-8 en los cuartos de final de la Champions de 2020. El Atlético de Madrid recibió su mayor goleada de esta temporada a manos del Bayern por 4-0.

La única esperanza a la que se puede agarrar España con Lewandowski es que su elevadísimo rendimiento con el Bayern cae un poco con Polonia. Pese a ser el máximo goleador de la selección de su país con 63 dianas en 116 partidos, estos datos no son nada buenos en cuanto a promedio porque apenas logra 0.55 tantos por encuentro por los 0.89 que computa en el Bayern. Lewandowski sabe que tiene una espina clavada con un país al que no ha conseguido llevar de regreso a la cotas históricas que lograron en los Mundiales de 1974 y 1982, cuando terminaron terceros del torneo.

Ahora ante España tiene la oportunidad de marcar las diferencias que nunca logró hacer con la camiseta polaca. Se han mezclado una serie de factores que pueden desembocar en una tormenta perfecta para sus intereses. Un rival con una defensa joven e inexperta, la necesidad de su equipo de ganar sí o sí y su interés por brillar en la Eurocopa para seguir en la lucha por un Balón de Oro de que no ganó en 2020 porque se suspendió la gala. Luis Enrique tendrá que sacar todo su ingenio para detener a un auténtico depredador del área.