Cinco sugerencias para Luis Enrique de cara al partido de Polonia

La Cartuja volverá a acoger un partido de España
La Cartuja volverá a acoger un partido de España

Tras el empate sin goles ante Suecia, España debe hacer otro plan de juego para intentar vencer a una Polonia que cayó por 1-2 en la primera jornada de la Eurocopa ante Eslovaquia

Los chicos de Luis Enrique saben de lo trascendental de un partido en el que si pierden no estarán eliminados, pero sí que se verían obligados a ganar a Eslovaquia en la última jornada y esperar

CUOTAS AL GANADOR DE LA EUROCOPA
Domingo, 11 de julio

La selección española debe conseguir el triunfo el sábado ante Polonia si no quiere complicarse la vida en esta Eurocopa. Los chicos de Luis Enrique saben de lo trascendental de un partido en el que si pierden no estarán eliminados, pero sí que se verían obligados a ganar a Eslovaquia en la última jornada y esperar. Viene Robert Lewandowski y una Polonia con ganas de venganza tras perder ante Eslovaquia de forma sorprendente cuando tiraron más a puerta y tuvieron más posesión, pero no consiguieron reponerse de la expulsión de Krychowiak en el minuto 62. A continuación vamos a darle cinco consejos, todos gratuitos, al seleccionador español para triunfar ante los centroeuropeos.

Poner a Marcos Llorente en la medular

El jugador del Atlético de Madrid nunca ha sido un lateral diestro al uso. Se siente extraño en un puesto en el que Simeone le usó esta temporada, pero con tres centrales y menos responsabilidades defensivas que con España. Con el equipo nacional teniendo problemas para morder a sus rivales, poner al jugador formado en la cantera del Real Madrid podría servir como un impulso al equipo para mejorar en la presión alta. Además, Llorente ha demostrado un olfato goleador importante siempre que estuvo en una posición adelantada en el campo.


Jugar con tres centrales


Con un tipo como Lewandowski en el horizonte y su habilidad para hacer goles de la nada, España debería armarse defensivamente por lo que pueda ocurrir con el delantero del Bayern de Múnich. La sugerencia es repetir con Pau y Laporte, pero dar entrada a un defensa fuerte, con movilidad y acostumbrado a jugar con tres centrales como César Azpilicueta, campeón de la Champions con el Chelsea. Esta variante permitiría sacar el máximo partido a Marcos Llorente, quien vivió muy alejado de posiciones ofensivas en el estreno.


Menos tiki-taka y más mordiente


España volvió a encontrarse con un muro ante Suecia tras dominar la posesión por encima del 75%. Quizá haya llegado la hora de enterrar el estilo del tiki-taka y volver a los orígenes de España con la furia y los centros laterales como seña de identidad con especialistas en esas lides como Morata o Gerard Moreno. Jugar al toque y por abajo está bien siempre y cuando se rompan líneas y el terreno de juego acompañe. Koke y Rodri, pese a ser grandes jugadores de contención, no atesoran los atributos necesarios para ser jugadores considerados como jugones.


Jugar con dos delanteros


Apostando por un sistema de tres centrales, dos carrileros largos, tres centrocampistas y dos delanteros, España puede hacer mucho daño. No hace falta crear superioridades en las bandas, sino sorprender a los rivales con centros laterales. Acabar con el debate de Morata o Gerard Moreno favoreciendo un estilo de juego que ayude a lucir sus habilidades debe ser un objetivo para Luis Enrique. España lleva dos partidos de tres quedándose a cero goles y no es de recibo cargar toda la responsabilidad en un único nueve.


No cargar toda la responsabilidad en Pedri


Con 18 años, un jugador, por muy talentoso que sea, no puede cargar con el peso que está soportando Pedri en esta Eurocopa. Luis Enrique ha buscado hacer un equipo de autor con el canario como hombre orquesta, pero es un poco deliberado pensar que podrá estar brillante en todas sus decisiones y durante todos los partidos. Hay que darle cancha, sin duda, pero de ahí a que sea el gran generador del juego de España hay un paso. ¿Cuántos años tardó Xavi en coger la batuta de la selección? Tuvimos que esperar hasta los 28 años para que Luis Aragonés considerara que estaba preparado para el cargo.