Fútbol

¿Está Alemania atravesando la peor crisis de su historia?

Los resultados han terminado por sentenciar al entrenador, cuyas tres victorias en los últimos doce partidos son ante Omán, Costa Rica y Perú.

El combiando teutón, que acumula tres derrotas consecutivas, jamás había despedido a su entrenador.

El mismo día en que la selección alemana de baloncesto celebraba su mayor gesta, la de fútbol vivía uno de sus días más nefastos.

Con el billete para la Eurocopa 2024 ya en la mano por ser la anfitriona, la Die Mannschaft está aprovechando los parones internacionales para disputar partidos amistosos y el resultado no puede ser más negativo. Desde la victoria contra Perú a finales de marzo, cuatro derrotas y un empate, lo que alarga la sombra de penuria que atraviesa el conjunto germano desde hace más de un año.

No te pierdas la previa del partidazo entre Alemania y Francia.

Una decisión histórica

Por primera vez desde 1926, cuando se creó el cargo de entrenador en la selección alemana, la DFB se ha visto obligada a despedir a su técnico.

Antes de que Hansi fuera cesado, por el banquillo de Alemania habían pasado otros diez entrenadores y todos cumplieron con sus respectivos contratos.

La decisión sorprende todavía más si tenemos en cuenta que los germanos no disputan un partido oficial desde el Mundial de Catar y que albergarán la próxima Eurocopa dentro de nueve meses, por lo que el tiempo de adaptación para el próximo entrenador será bastante escaso.

El peor momento desde la reunificación

Once meses después de la caída del Muro de Berlín, Alemania se cohesionó para formar un solo país y dejar atrás cuarenta años de separación. En lo estrictamente futbolístico, los últimos años de Alemania Occidental y Alemania Oriental tuvieron algunos altibajos.

En 1985, la Alemania Occidental sumó su última racha de tres derrotas consecutivas, un récord negativo que Alemania Oriental sufrió apenas un año después.

Desde la reunificación en 1990, Alemania jamás había perdido tres partidos consecutivos. Hasta ahora. Cayó en Polonia por 1-0, ante Colombia por 0-2 y, de últimas, frente a Japón por 1-4. Todos amistosos, pero todos acabaron en derrota.

La crisis de Alemania, al detalle

Después de perder en octavos de final de la Eurocopa 2020 ante Inglaterra, el anterior seleccionador alemán decidió apartarse y abrir el camino hacia una nueva etapa. Hansi se hizo cargo de la selección, arrancando con buen pie.

Los siete partidos de clasificación para el Mundial que le quedaban por disputar a Alemania se saldaron con victoria, aunque los rivales no eran de mucha enjundia: Liechtenstein, Armenia, Islandia, Rumanía y Macedonia del Norte.

Un año más tarde, en 2022, llegó la primera decepción. La Die Mannschaft peleó por no descender a la Liga B de la Nations League. Solo una aciaga partipación de Inglaterra salvó a los germanos de un desenlace fatal. El grupo lo terminaban de componer Hungría e Italia y el combinado teutón apenas pudo lograr una victoria, una derrota y cuatro empates.

Como colofón al año pasado, Alemania sufrió un descalabro monumental en la Copa del Mundo. Apeada en fase de grupos por segunda edición consecutiva. Únicamente pudo ganar a la débil Costa Rica, que llegó a estar por delante en el marcador a falta de un cuarto de hora para el final.

La decepción en Catar no tuvo consecuencias mayores, pero el equipo no ha progresado en ningún aspecto a lo largo de 2023 y los resultados han terminado por sentenciar al entrenador, cuyas tres victorias en los últimos doce partidos son ante Omán, Costa Rica y Perú.

En el balance de Hansi como técnico alemán durante dos años apenas se pueden rescatar datos positivos: más partidos sin ganar (13) que victorias (12), primera vez que Alemania pierde contra Colombia y primera vez que Alemania pierde contra Japón de local, entre otras cosas.