UEFA Champions League

Arranca la última Champions tal y como la hemos conocido

Para ser campeón de la Champions ya no hacen falta 13 partidos, sino 15 o en el peor de los casos 17.

Este año se disputa la Champions League por última vez con el formato de siempre. A partir de la temporada 2024/25 habrá cambios drásticos

Cojan papel y boli porque la Champions League ya no será como la habían conocido durante dos décadas. La próxima temporada nos traerá una competición con un formato mucho más complejo que el actual.

Este año será el último en el que jueguen 32 equipos divididos ocho grupos de cuatro clubes clasificándose los dos mejores de cada uno a octavos de final y el tercero cayendo a la Europa League.

Ni un párrafo hemos necesitado para explicar el actual formato inicial de la Champions, pues bien en 2024 las cosas van a ser muy diferentes.

Para empezar competirán 36 clubes en la competición, viéndose aumentado en cuatro el actual número. Una de las nuevas plazas irá a caer en manos de la Ligue 1, mientras que otra irá a parar al campeón liguero del país con mejor coeficiente UEFA que no tenga plaza directa, y las otras dos se otorgarán a los mejores coeficiente de clubes de la UEFA.

Quédense con esto de los coeficientes UEFA porque va a ser importantes para todo en la nueva Champions. Aunque primero hay que explicar que esta tasación a ojos de la máxima competición del fútbol europeo se saca en función de los resultados en Champions de los clubes participantes en los últimos cinco años.

Una vez establecidos los coeficientes se harán cuatro bloques de nueve equipos ordenados por dicha tabla de rendimiento. Así las cosas, todos los equipos están obligados a jugar contra dos equipos de cada bloque y en cada caso se alterna jugar en casa o fuera de casa.

Un ejemplo práctico

Imaginemos que somos el Real Madrid y que estamos en el bloque 1 gracias a nuestros resultados en las últimas temporadas. Nos tocaría jugar contra dos equipos de este mismo bloque -imaginemos Bayern y Manchester City-, otros dos contra equipos del bloque 2, otros dos los del bloque 3 y otros con los del 4.

La gran variante reside en que al Madrid le puede tocar un único partido fuera de casa contra el City -no abría vuelta como pasa en la actual fase de grupos- y otro en casa contra el Bayern -no teniendo que jugar en el Allianz- en este innovador formato.

La idea de la UEFA es provocar que grandes clubes se vean con más frecuencia que antes aplicando un formato donde es importante no perder ni un punto por el camino.

Después de jugar un total de ocho jornadas cada equipo se hace una clasificación en forma de liga con los 36 participantes y únicamente los ocho primeros de dicha clasificación pasan a octavos de final y encima con el factor campo a favor de cara a esa ronda.

Los clubes que queden del noveno al vigesimocuarto en la clasificación jugarán una especie de play-in estilo NBA con una eliminatoria a ida y vuelta contra otro club en un sorteo directo. Los equipos que queden en los puestos que van del 25 al 36 quedarán eliminados de la Champions y tampoco serán repescados en la Europa League.

Mucho más de todo

Con esta modificación, la UEFA hace que en la primera fase de jueguen un total de 144 partidos por los 96 actuales comprimiendo mucho más las fechas. Según el organismo con sede en Suiza, la fase de liguilla terminará el 29 de enero de 2025, casi dos meses después de las fechas actuales por este 'engorde' del calendario.

Quizá lo más importante que deben saber los aficionados es que se ha pasado de 13 partidos para poder ser campeón de la Champions a un mínimo de 15 que puede ascender a 17 si caes a jugar la repesca.

El nuevo sistema atiende a una necesidad de la UEFA de hacer su competición menos predecible que antes y sobretodo permitirá a diversos jugadores batir récords que a día de hoy parecen imposibles al tener más partidos por delante. No todo el mundo está satisfecho con los cambios.