Atlético vs Oporto: año de Griezmann, año de Europa

El Atlético es aspirante en la Champions y parte favorito ante el Oporto en su debut.
El Wanda Metropolitano por fin recibirá público en el regreso de la Champions.

Volvió el Principito al Atlético y con él definitivamente se dispara la candidatura colchonera para ganar por fin la Champions. Es la guinda que le faltaba al pastel. El soldado de Simeone preparado para la batalla.

Quien piense que los portugueses puede ser un rival propicio en el estreno, que le pregunten a la Juventus lo que padeció la temporada pasada.

Si pensamos en el pasado reciente de Griezmann en el Barça, su fichaje por el Atlético diría más bien poco. Pero echando la vista más atrás uno recuerda su encaje y su funcionamiento en el conjunto colchonero y se enciende el botón de la euforia. Griezmann llegó a ser de los mejores del mundo con Simeone. Es más, peleó por un Balón de Oro en 2018 que finalmente se llevó Modric. De aquello quedaron un buen número de títulos con el Atlético, especialmente la Europa League ganada gracias a él, fundamentalmente. Pero la Champions se resistió. Y ese objetivo, hacer de los rojiblancos el mejor conjunto de Europa, es el que se marca a su vuelta (Griezmann hace el primer tiro entre los tres palos se paga 7 a 1).

Nadie duda de que el Atlético ha mejorado su plantilla respecto al equipo que fue campeón de LaLiga el pasado curso. Se fue Saúl, pero han llegado De Paul, Cunha y el propio Griezmann. Además de mirar al campeonato doméstico, es hora de lanzarse también a por el continental. No será sencillo su grupo inicial en la Champions, eso sí. Oporto, Liverpool y Milan complican sobremanera el escenario. Los portugueses serán el primer rival de los de Simeone. Quien piense que los portugueses puede ser un rival propicio en el estreno, que le pregunten a la Juventus lo que padeció la temporada pasada (Atlético resultado exacto 1-0 se paga 5 a 1).

El Oporto tiene en Pepe a su cacique defensivo y en Sergio Conceiçao al líder del banquillo. No duden de que será competitivo. Pero si algún equipo ha demostrado jugar al límite y sin concesiones ha sido el Atlético con Simeone. No hay días de descanso. No hay lugar para la relajación ni para las concesiones. Menos aún este año con Griezmann como escudero de Luis Suárez, además de Correa o los siempre presentes Carrasco o Marcos Llorentes. (Luis Suárez marca en cualquier momento se paga 1.9 a 1). Este Atleti tiene permiso para soñar, como soñó en aquellas dos finales perdidas en Lisboa y Milan. Es su momento.