Apuestas Champions: ¿Por qué confiar en el Barça?

Ver mercado

La opinión general es que el Barça está pasado de rosca, pero Jason Pettigrove no está de acuerdo y defiende que el Blaugrana gane otro trofeo de la Liga de Campeones.

El Barça tiene que ganar al Nápoles en octavos de final y luego correr impulso para intentar superar los dramas de Liverpool y Roma.

Sensación de última oportunidad

En primer lugar, abordemos al elefante en la habitación. El Barça ha sido flojo en muchos partido esta temporada y ciertamente no se ha visto como el equipo de antaño en algunos duelos importantes.

Sin embargo, en lo que supuestamente ha sido su peor temporada de Liga en más de una década, todavía tenían el título en sus propias manos hasta antes de unos pocos partidos para que acabase la temporada.

Han sido brillantes en Europa y con el potencial de una temporada sin trofeos en la sala de vitrina, esa es toda la motivación que el equipo debería necesitar para hacer todo lo posible en cada partido y asegurar una victoria.

Pueden ganarlo a pesar de Quique Setien y no por él, ya que está claro que el entrenador y el club no encajan.

Las duras declaraciones de Lionel Messi tras la derrota ante Osasuna dejaron claro todo, y su ira, que rara vez hierve hasta ese punto, es otro factor de motivación para sus compañeros de equipo.

Nápoles proporcionará una prueba lo suficientemente razonable, pero la ventaja de local, con aficionados o no, será crucial.

Lionel-Messi-disappointed-1280.600x338.jpg

Muchos puestos en duda

Con la decepcionante campaña de liga fresca en sus mentes, varios jugadores del primer equipo no necesitarán decir que sus puestos están bajo amenaza si los Blaugranas no logran agregar una sexta Liga de Campeones a su trofeo.

Con la excepción de Leo Messi, Luis Suárez, Sergio Busquets, Gerard Piqué y Marc-Andre ter Stegen, la columna vertebral del equipo de facto, todos los demás pueden considerarse en el mercado.

Y no hay nada como la noción de pasar tiempo en el banquillo o peor para ayudar a sacar lo mejor de un jugador.

Ousmane Dembélé ha estado fuera de acción desde principios de febrero, pero está en camino de regresar antes de que el Barça se enfrente a Nápoles a principios de agosto.

El francés está entrenando duro y será un gran activo para Quique Setien en lo que ahora son los partidos más importantes para el club esta temporada.

También estará más fresco que la mayoría, lo que le da una ventaja real en el uno contra uno que seguramente encontrará.

La calidad en todo el equipo debe ser utilizada en toda su capacidad por Setien sin experimentos en esta fase, y cualquier equipo que tenga a Messi en su plantilla todavía tiene una oportunidad de ganar.

Con la posible excepción del Atlético de Madrid, todos los demás clubes que quedan en la competición quieren jugar al intercambio de golpes, y ahí es donde el Barça puede beneficiarse.

En un escenario de un partido, particularmente si pueden ponerse al frente, Messi dirigirá a la orquesta blaugrana a la perfección.

Cuando las cosas se ponen difíciles, siempre se pone en marcha, e incluso en lo que supuestamente fue una campaña decepcionante para él personalmente, todavía se las arregló para asegurar un séptimo trofeo de Pichichi y también convertirse en el primer jugador de La Liga en la historia en al menos anotar 20 veces en la misma temporada durante tanto tiempo.

Además, no han perdido en la Champions League de esta temporada a pesar de algunos partidos difíciles, y solo perdieron tres veces en la liga desde principios de noviembre.

Una supuesta falta de forma es un mito.

En cualquier otro año, los empates en Sevilla y Celta Vigo, así como el de casa ante el Atlético de Madrid, serían vistos como resultados perfectamente aceptables.

Quintos favoritos a ganar el torneo

En el momento de escribir este artículo, el Barça se pagaba a un ridículo precio de 10.50 por ser ganador de la Champions League, siendo los quintos favorito detrás de Manchester City a 4.50, Bayern Munich a 4.70, Paris Saint-Germain a 6.00 y Atlético de Madrid a 9.80. Eso seguramente será revisado una vez que el Barça se haga cuartofinalista.

No ser uno de los favoritos, a pesar de su evidente pedigrí en la competición, jugará directamente en favor de los catalanes.

Con la profunda experiencia que tienen en el equipo, así como los fantasmas de Liverpool y Roma para enterrarlos, tú elijes tu propio riesgo.

Redacción Betfair,