Un Liverpool dispuesto a conquistar el Meazza

El Liverpool puede dar un paso al frente en la Champions si gana al Inter en el Meazza
El Meazza será el escenario de un gran encuentro: Inter-Liverpool.

Dos colosos de Europa frente a frente. Es lo que cualquier aficionado desea de la Champions. Cualquiera, menos los de estos dos equipos. Claro.

"El Inter tiene la pelea por la Serie A como vía de escape, al Liverpool su única manera de poder conquistar un gran título esta campaña es la Champions"

Porque Inter y Liverpool son esa clase de equipos que podrían llegar lejos en la competición con unos cruces asequibles. El Liverpool más, por supuesto. Ganó la Champions hace tres temporadas, después la Premier, y sólo las innumerables lesiones le privaron de hacer algo importante en la campaña anterior. Esta vez ha vuelto a recuperar el pulso, tanto que a un partido, o a una eliminatoria, puede sorprender a cualquiera.

Pocas delanteras en Europa tienen una nómina tan nutrida y espectacular como la 'red'. Salah y Mané, por descontado, pero también Firmino, en los últimos tiempos Diogo Jota y desde el último mercado de invierno también Luis Díaz. Repóker de lujo. Si el Liverpool, que además casa muy bien con el fútbol vertiginoso actual, encuentra el punto de inspiración es favorito ante el Inter en la eliminatoria como lo sería ante la mayor parte de conjuntos europeos (gana el Liverpool se paga 2 a 1).

Klopp, además, ha ido perfilando las piezas que le faltaban al equipo. Los dos laterales, los mejores de Europa en su momento, vuelven por sus fueros. Alexander-Arnold y Robertson son dos puñales que se necesita equilibrar. Para eso el factor corrector de Fabinho es fundamental, como el de Henderson o incluso el de fútbolistas con más calidad y menos cartel de trabajadores como Elliott o Thiago. El mediocampo del Liverpool es clave para contener al equipo (marca Salah se paga 2.1 a 1).

GettyImages-1364273203.jpg

Al Inter el duelo le llega en un momento raro de la temporada. La derrota ante el Milan en el Derby della Madonnina, y el posterior empate en San Paolo, demuestran que los de Inzaghi tampoco son excesivamente fieros en los partidos grandes. Es meritorio que el rendimiento esté siendo bastante similar al del curso pasado con Conte. La marcha del técnico, Achraf y Lukaku parecían descabezar un conjunto que se ha rehecho bien. Llegó Simone Inzaghi, un técnico menos valorado de lo que se debería, y refuerzos como Dumfries y Dzeko que están supliendo muy bien los huecos creados en la plantilla.

La doble derrota ante el Madrid en la fase de grupos fue engañosa. El equipo estaba en construcción, además de que los dos encuentros los perdió por la mínima y con opciones de poder rascar algo en ambas. La mala noticia para los 'nerazzurri' es que no podrán contar con Nicoló Barella, sancionado, sin duda uno de sus mejores jugadores y un motor insustituible para generar juego en mediocampo. A cambio, el crecimiento inesperado de futbolistas como Alexis Sánchez le dan mordiente en ataque, además de la habitual de Lautaro Martínez (NO marcan ambos equipos se paga 22.45 a 1).

Son octavos de final, está lejos el partido que decidirá el título en San Petersburgo, pero el escalón que deberán subir tanto Inter como Liverpool en esta ronda es tan alto que uno de los dos se despeñará mucho antes de lo deseado. El Inter tiene la pelea por la Serie A como vía de escape, al Liverpool su única manera de poder conquistar un gran título esta campaña es la Champions, pues la Premier está ya lejos y tiene al City como dueño incuestionable. Una eliminatoria entre dos históricos que lleva al límite los octavos de final.

COMBIPARTIDO: gana el Liverpool y marca Salah se paga 3.06 a 1.