Pronósticos Gladbach V Real Madrid: estimado Sergio Ramos

El Madrid juega en Alemania relanzado de moral gracias a Ramos
Sergio Ramos, capitán y alma del Madrid.

El Madrid está ahora arriba en la montaña rusa y el Barça abajo. Hace sólo unos días era el Barça el que subía y el Madrid el que bajaba. Así es la vida de los gigantes, de pisada poderosa y zancada corta.

"Esa es la grandeza del capitán del Madrid, capaz de que el club más poderoso de la historia sea uno con él y otro sin él".

Salió un Clásico divertido, aunque más por las carencias de los dos equipos que por sus virtudes. Lo decantó el VAR, o Lenglet, con un penalti que cambió el curso del partido. El Barça no fue el mismo desde entonces. Tampoco el Madrid, agigantado por la ventaja en el marcador y por la entrada de Modric. Lo que habían sido dudas defensivas se convirtieron en solvencias; lo que antes del penalti era un Messi liberado se tradujo en un Messi desconectado. El Madrid ganó la batalla mental, no hay duda.

Tampoco hay muchas conclusiones del Clásico más allá de las del resultado, que ensalza al Madrid y condena al Barça. Si hubiera sido al revés, estaríamos hablando de lo mismo pero de manera simétrica. El Madrid sería un desastre y el Barça estaría eufórico. La realidad es que no hay consistencia en ninguno de los dos equipos como para sacar suficiente pecho este año, pues se está viendo que a los tres días cualquier rival te lo hunde.

La Champions no engaña

De hecho el Madrid viaja a Alemania en la Champions sin margen de error, acuciado por la derrota ante el Shakhtar de hace unos días que sacó lo peor de los blancos. Eso sí, hay una diferencia fundamental entre este partido con respecto al de los ucranianos, o al del City de hace tres meses que supuso la eliminación de la anterior Champions: Sergio Ramos.

Porque sí, Ramos tiene una influencia en el Madrid y en el juego que es la misma o mayor que la que puedan tener los grandes goleadores o las estrellas creativas de cualquier otro equipo. Con él, el Madrid puede ganar en Alemania y donde se antoje; sin él, parece imposible ganar a casi nadie. Esa es la grandeza del capitán del Madrid, capaz de que el club más poderoso de la historia sea uno con él y otro sin él...