Pronósticos EFL Cup: La tercera Copa, la misma relevancia

Inglaterra es el único país que conserva la Copa de la Liga, cuya final mide a Chelsea y Liverpool. Un partidazo.

Una final preciosa, llena de estrellas, que da sentido pleno al hecho de tener una tercera competición copera. Con estos equipazos, normal…

Wembley, el estadio de las finales, abre sus puertas para otro duelo determinante por un título, el Chelsea-Liverpool que dirime al campeón de la Copa de la Liga. Suena a invento de laboratorio, pero esta competición ha conseguido generar arraigo en el fútbol inglés y levanta expectativas inimaginables para otros países. En España, por ejemplo, la gente pasa de la Copa del Rey, así que imaginen el tratamiento que darían a un tercer torneo por eliminatorias.

En Inglaterra no. En Inglaterra se han acostumbrado a su tercera Copa. Los grandes clubes lo ven como oportunidad para ganar un título, algo que no siempre es sencillo ante el amplio abanico de aspirantes que existe en el país. Chelsea y Liverpool optan en esta ocasión, pero bien podrían estar en la final otros colosos como City, United, Arsenal o Tottenham. Nada que ver con el resto de países, en los que se cierra mucho más la horquilla.

Para los de Tuchel es la opción de ganar su tercer título de la temporada. Es cierto que los dos anteriores (Supercopa de Europa y Mundial de Clubes) tendrían poco valor si no se les acompaña de uno de los grandes (Premier o Champions), pero a cualquiera le gusta levantar copas aunque sea una del tercer escalón como esta. La suma de muchos pocos hace pocos muchos.

El técnico alemán es un maestro de la gestión de vestuario. El problema de Lukaku vuelve a asomar después de que no jugará ni un minuto ante el Lille en Champions. A cambio ahora crecen jugadores que pasaron antes por ese trance como Pulisic y Ziyech. En la variedad de alternativas está el valor de Tuchel, experto en sacar partido a sus innumerables recursos.

Klopp, maestro de su rival germano en la final, vuelve a hacer del Liverpool un equipo trepidante. Sobrevivió a una temporada durísima llena de lesiones, la anterior, y disfruta en esta de una plantilla sin tantas lesiones graves y con un tridente ofensivo mejorado. Al clásico Mané-Salah-Firmino se le unen Diogo Jota, por fin al nivel que se le presuponía cuando fue fichado el curso anterior, y Luis Díaz.

Los 'reds' vuelan en velocidad como hacia tiempo que no se les veía. Su estilo es completamente contrapuesto al que le planteará el Chelsea. Un equipo con la presión alta, el de Klopp, ante otro que cederá el balón en busca de los espacios. Una final preciosa, llena de estrellas, que da sentido pleno al hecho de tener una tercera competición copera. Con estos equipazos, normal...