Pronósticos City-Liverpool: Guardiola contra el frenesí

Guardiola se enfrenta a Klopp en un duelo de estilos del City-Liverpool.
Guardiola se enfrenta a Klopp en un duelo de estilos del City-Liverpool.

El 'Klopp stile' domina el mundo futbolístico actual, con equipos que ahogan en la presión, imprimen un ritmo altísimo de juego y son profundamente verticales. Un desafío para Guardiola.

"Los tiempos han cambiado y al fútbol se juega a otra cosa. Ya en Alemania, cuando Guardiola siguió y siguió ganando ligas con el Bayern, se intuyó algo. El estilo de Klopp había nacido".

No hay duda de que el tiqui-taca marcó los tiempos en la anterior década, la de la inolvidable época dorada del Barcelona y la Selección. De ello tiene gran culpa Pep Guardiola. El técnico de Santpedor llevó a la excelencia el juego de toque, de dominio en campo contrario, de combinaciones infinitas, de horizontalización del juego. Aquello funcionó, con Xavi e Iniesta como cerebros pensantes sobre el campo y Messi convertido en genio indescifrabable. El Barça, y por consecuencia España, fueron casi insuperables.

Pero han cambiado los tiempos y al fútbol se juega a otra cosa. Ya en Alemania, cuando Guardiola siguió y siguió ganando ligas con el Bayern, se intuyó algo de lo que estaba por venir. El rival más duro que tuvieron, el que más problemas les causó, fue el Dortmund de Klopp. Con un grupo de jugadores jóvenes y un técnico aparentemente desaliñado, aquellos partidos en los que el Bayern se asfixiaba en la salida de balón y ante el altísimo ritmo de su rival evidenciaron que algo estaba cambiando. Todo, en realidad.

La batalla de la Premier

Guardiola acabó en el City y Klopp, en el Liverpool. En la Premier esa tendencia hacia el Kloppismo se fue consolidando, como también ocurrió en Europa. Mientras Guardiola fracasaba con su ritmo lento y sus posesiones estériles, el Liverpool alcanzó dos finales y ganó una. Es más, hasta el tradicional Bayern imitó su modelo para llegar al éxito. No así Guardiola, que trata de buscar soluciones mientras afronta los partidos ante Klopp como un atropello a sus ideas. De momento no encuentra la fórmula para contener la nueva filosofía que impera en el planeta fútbol.

Así llegan de nuevo a verse las caras los dos, en tiempos de pandemia, tras refuerzos veraniegos muy distintos que invitan al equilibrio (un empate a 4.1). Un City-Liverpool que viene marcado por las ausencias ofensivas de los 'citizens' y defensivas de los 'reds'. Quizá eso invite a un partido con pocos goles (menos de 2,5 goles a 2.89/5), pero nunca se sabe. La realidad es que estamos pronto en la temporada y que una derrota para cualquiera de los dos escocería más que aliviaría una victoria. Incluso ante la lesión de Van Dijk, el buen nivel de Diego Jota iguala mucho las cosas (que marca el portugués en cualquier momento, a 2.915/8) Cuanto más trata de acercarse el City al Liverpool, más patente queda que ahora mismo el que marca el paso no es Guardiola sino Klopp, no es el 'tiqui-taca' sino el frenesí de The Normal One.