Pronósticos Atlético V Barça: ahora o nunca, Cholo

El Atlético recibe al Barcelona y Simeone quiere asestar un golpe a la Liga.
Simeone puede asestar un golpe al Barça de Messi.

Quién iba a decirle al Atlético que después de haber perdido a sus mejores jugadores estos años llegaría a un partido contra el Barça en condiciones de mirar de tú a tú a Messi.

"Simeone, que hizo de Griezmann una estrella mundial, puede hurgar en la herida existente entre el francés y Messi. Es ahora o nunca".

La marcha de futbolistas como Courtois, Lucas, Rodrigo, Griezmann o Thomas no debilitó al Atlético, más bien lo reforzó. El conjunto colchonero pudo aliviar la masa salarial, supo salir al mercado y manejar bien ese dinero, y no cayó en errores como los cometidos por su rival esta jornada, el Barça, o tantos otros. Quizá sirvan estos años para demostrar que económicamente -y deportivamente- es más efectivo vender a las estrellas que aguantarlas en el equipo y llenarlas de dinero y de poder.

Porque este Atlético-Barcelona se presenta mucho más igualado (el empate se paga a 3.412/5) que la mayoría de los anteriores. Es más, el cambio hacia una versión más ofensiva de los de Simeone les otorga muchas posibilidades de poder hacer daño al Barça que otras veces. Ya no es el Atlético del 'unocerismo', sino que con Joao Félix, Marcos Llorente y Luis Suárez (el uruguayo es baja) es posible pensar que habrá tanto sufrimiento en la portería de Ter Stegen como en la de Oblak (más de 2,5 goles se paga a 1.84/5).

Messi vive enfadado

El Atlético se tiene que quitar de encima muchos complejos que le han perseguido siempre ante el Barça. Hay que recordar que en Liga nunca pudo Simeone ganar al conjunto catalán. En Champions sí, en Liga nunca. Ha habido demasiado respeto por las rayas blaugranas y en especial por Messi. El argentino está mejorando y siempre es una amenaza (gol de Messi se paga a 2.01/1), pero sigue crispado por todo lo ocurrido en verano y su intento fallido de dejar el club. No se ve sonreír a Messi. Es como si no disfrutara.

La baja de Ansu Fati también le resta potencial a un equipo que ha ido dando palos de ciego, capaz de buenos partidos como ante el Celta y la Juventus o patinazos gordos como en Getafe y en el Clásico frente al Madrid. Es imprevisible este Barça de Koeman, lo que complica mucho hacer predicciones sobre qué versión puede dejar. Una cosa sí está clara: el asunto Griezmann sigue sin resolverse y eso inquieta al francés (gol de Griezmann se paga a 2.47/5), a Messi, a Koeman, al equipo y a todo el barcelonismo en general. Simeone, que hizo del francés una estrella mundial, puede hurgar en esa herida. Es ahora o nunca.