Pierde Bale... ganan Zidane y el Madrid

El Madrid ha prescindido de Bale por orden de Zidane
Zidane y Bale no comulgaron en el Madrid.

El asunto Gareth Bale se enconó para el Madrid más de lo necesario. Ni era el sucesor idóneo de Cristiano ni tenía ganas de serlo. No hay lugar para esos jugadores con Zidane.

"Bale ha pasado de marcar en dos finales de Champions y una de Copa a no estar ni entre los 25 mejores jugadores del mundo. Y ese nivel, amigo Gareth, es insuficiente para el Madrid".

Se pondera poco la vertiente 'italiana' que Zinedine Zidane tiene como entrenador. No lo olvidemos: buena parte de su trayectoria la llevó a cabo en el Calcio y hay cosas que se pegan, irremediablemente. Se nota en la obsesión porque su equipo defienda bien, casi más que porque ataque. Así ganó la última Liga. Y se nota también en la gestión con los jugadores, afable, sincera, directa, pero al mismo tiempo jerarquizada como bien debe hacer un jefe, pues es él quien manda y no nadie más.

Por ese aro no han querido pasar megaestrellas como James o Bale, acostumbradas a jugar por decreto allá por donde han pasado y dirigidos por quienes hayan sido dirigidos. Sinceramente, es muy difícil para cualquier técnico que no se llame Zidane prescindir, apartar y ningunear a futbolistas así, las estrellas de Colombia y Gales respectivamente. Sólo él y pocos más tienen el poder para hacer lo que ha hecho: mandar a James al Everton y a Bale al Tottenham, donde quiera que quisieran pero fuera del Madrid.

Zidane se cansó

El caso de James venía ya viciado desde hace un par de veranos, cuando también debió salir rumbo al Bayern. De aquello no aprendió absolutamente nada. Lo novedoso ha sido lo de Bale. Cansado de sus lesiones y de sus ínfulas de estrella acomodada, Zidane ha ido prefiriendo a Asensio, Rodrygo o Vinicius -más Hazard- para el puesto que a él le correspondía. No ha sido ni un castigo ni una venganza...

En realidad ha sido una consecuencia de lo que Bale ha provocado con sus actitudes y su falta de apetito futbolístico. Eso que le ha hecho pasar de marcar en dos finales de Champions y una de Copa a no estar ni entre los 25 mejores jugadores del mundo. Y ese nivel, amigo Gareth, es insuficiente para el Madrid.