Athletic v Real Madrid: por qué Vinicius sí y Ansu Fati no

Vinicius o Ansu Fati. Ansu Fati o Vinicius. Con el Madrid y el Barça jugándose la Liga en Bilbao y Villarreal, impacta la diferencia de protagonismo que un club y otro le dan a sus 'niños prodigio'. ¿Cómo es posible esto?

"El Barça tuvo atado a Vinicius en 2017, después de la Copinha. Quizá nunca hubiera tenido el protagonismo que sí está teniendo en el Madrid, por el que finalmente optó..."

El Barça tuvo hecho el fichaje de Vinicius. Fue en 2017. Después de la Copinha, el mejor torneo juvenil de Brasil y quizá del planeta, el ojeador del conjunto catalán en la cita lo apalabró todo con el fenómeno de Flamengo, cuyas actuaciones con Brasil Sub-15 y Sub-17, además de con el Mengao, habían dejado boquiabiertos a todos. También al Madrid, que jugó sus bazas y a través de Juni Calafat acabó convenciendo al 'menino' para que fichara por el conjunto blanco y no por el culé.

Han pasado sólo tres años de aquello y Vinicius ya tiene su espacio en la primera plantilla del Madrid, algo que no es seguro que hubiera sucedido en el Barça. El tapón que sufre el conjunto blaugrana con respecto a sus jóvenes se ha hecho patente este curso. Ni siquiera las brillantes actuaciones de Riqui Puig y Ansu Fati en el tramo final de temporada les aseguran ser fijos. Riqui ha derribado esa puerta con actuaciones sensacionales, aprovechando también la ausencia de Arthur una vez consumado su traspaso a la Juventus. Veremos el año que viene, ya con Pjanic como nueva competencia en mediocampo.

Habitar junto a Messi y Luis Suárez

Lo de Ansu Fati es más llamativo, si cabe. A sus 17 años ha demostrado que tiene nivel para el Barça, incluso para ser titular en el Barça. Ante el Athletic revolucionó el partido y se ganó la titularidad en Vigo. Sin embargo, a las primeras de cambio fue sustituido y ante el Atlético, incluso entrando antes que Griezmann, dio la sensación de que la apuesta por él llegó tarde. Ya se sabe, Messi y Luis Suárez son intocables (algún día terminará esta inmunidad, sobre todo la del uruguayo) y Ansu debe esperar a que se abra un resquicio en la delantera cuando ha rendido bastante por encima de otros en ese puesto. En Villarreal, con el Barça jugándose la Liga, surge un nuevo dilema: Ansu Fati, Griezmann o ninguno de los dos.

La gestión ha sido diferente en el Madrid con Vinicius. Incluso el fichaje de Hazard, una estrella para su mismo puesto y por 100 millones, no ha impedido seguir viendo al brasileño. Zidane ha sabido alternar sus presencias, dándole galones como en Anoeta y dosificándolo luego en otros choques. Por eso a nadie le extrañaría que fuera titular en San Mamés, incluso por delante del propio Hazard. Zidane nunca ha evidenciado tan claramente -como pasa con Ansu Fati en el Barça- que haya jugadores antes que él. Le ha hecho sentirse importante. Le ha valorado, pese a su juventud. Esa es la diferencia. Aún es pronto para decir cuál de estos dos fenómenos llegará más lejos, pero una cosa sí es clara: Vinicius está en el Madrid como primer espada y Ansu Fati en el Barça como meritorio...

Aritz Gabilondo,