Apuestas Ligue 1: la apasionante lucha por los puestos europeos queda en suspenso

En el momento de pararse la competición, equipos como el Rennes y el Lille estaban acechando los puestos que dan acceso a Champions.

Consigue un bono de 5€ cada semana apostando 15€ en combinadas en Betfair.

Se podría decir que las cosas para el fútbol francés cambiaron en el momento en el que Emmanuel Macron comenzara su discurso televisado en vivo a la nación el jueves por la noche. El primer ministro del país describió al coronavirus como "la mayor crisis sanitaria que Francia ha conocido en un siglo". Más tarde, esa misma noche, la Federación Francesa anunció que todos los partidos de los aficionados se pospondrían hasta nuevo aviso. El viernes por la mañana, después de una reunión de emergencia, la LFP (el organismo que supervisa las dos divisiones profesionales de Francia) llegó a la misma conclusión.

Éste fue un cambio de posición en cuestión de días. Tan recientemente como el martes de esta semana los responsables de la toma de decisiones en Francia habían decidido que jugar a "a huis clos" -a puerta cerrada- era el camino a seguir. Nos dirigíamos hacia el fin de semana esperando que los partidos se jugaran en estadios vacíos. Todo como de costumbre, menos los aficionados, se podría decir. En cambio, hemos entrado en un período de duración indeterminada en el que los partidos de alto nivel se posponen. A falta de 10 jornada de las 38 que forman la temporada, como pronto los jugadores volverán al campo a principios de abril, aunque una fecha tan temprana parece ya poco probable.

El Rennes y el Lille se disputan un puesto en la Liga de Campeones

Podríamos declarar la temporada de la Ligue 1 temporada a partir de hoy y no cambiaría la identidad del campeón. El PSG está 12 puntos por delante del segundo clasificado, el Marsella, con un partido menos. La probabilidad de que el club de la capital francesa consiga un séptimo título en ocho temporadas es tan segura como sugiere su cuota de 1.021/50 en el Sportsbook de Betfair.

La verdadera diversión y los mejores partidos para el público neutral estaban teniendo lugar entre el grupo de perseguidores. Con otros dos puestos en la Liga de Campeones en juego y las posiciones para la Europa League que pueden llegar hasta el sexto puesto, dependiendo de cómo resulten las dos competiciones coperas de Francia, la carrera de persecución se había convertido en una delicia para los espectadores: el resurgido Marsella se encuentra en el segundo puesto con 56 puntos, mientras que el Rennes (50 puntos) y el Lille (49 puntos) se encuentran inmersos en una fantástica batalla por la tercera posición.

Después de eso, es imposible puede adivinar quién puede terminar en la quinta y sexta posición: solo siete puntos separan al quinto clasificado Reims (41 puntos) del 15º Metz (34 puntos). La homogeneidad de la división ha dificultado la elección de apuestas ganadoras semanalmente, pero también ha hecho que la temporada sea apasionante, en la que las diferencias de nivel entre los equipos han sido imposibles de discernir.

El Toulouse es casi el hazmerreír de la Ligue 1

Una cosa que el paro forzoso no cambia es que el colista Toulouse ha estado lejos del nivel requerido en esta categoría hasta ahora. En la parte baja de la tabla, a 14 puntos de la salvación, solo han sumado 13 puntos en 28 encuentros y tiene grandes problemas dentro y fuera del campo.

Por encima del Toulouse, el Amiens (23 puntos), el Nimes (27 puntos), el Saint Etienne (30 puntos), el Dijon (30 puntos), el Metz (34 puntos) y el Brest (34 puntos) siguen en peligro de caer a la segunda posición de descenso automático (19º) y la posición de repesca del descenso (18º). El dinero -inteligente- dice que el Amiens terminará en última instancia penúltimo, dejando a los otros equipos en una batalla a cinco muy emocionante para evitar la promoción.