Apuestas Champions: ¿Por qué confiar en el Manchester City?

El entrenador del Manchester City, Pep Guardiola
Son los favoritos y eso siempre es una presión extra

Stephen Tudor cree que el Manchester City está destinado a lograr el triunfo el próximo mes

Para estos jugadores la ventana de oportunidades para sumar este título a sus vitrinas se está empezando a cerrar.

Decidlo en bajito, para no despertar a los grandes gigantes europeos, pero el Manchester City tiene la gloria de la Liga de Campeones en sus narices.

Ha estado en esta situación en otras ocasiones, pero siempre había algo que los frenaba. Normalmente era una inseguridad que les decía que no estaban preparados, mientras que otras veces las tácticas de Pep Guardiola han complicado sus opciones en los momentos críticos.

Pero esta vez todo parece diferente. Después de ocho años cayendo pronto, la fe es más fuerte que nunca. El deseo se manifiesta como una intención, más que como una intención.

No es por nada que el City es el favortio para el torneo 4.507/2, pese a que aún les queda la vuelta de octavos contra el Real Madrid para llegar a cuartos.

Hay muchas razones para esto y se discutirán a lo largo de este texto, pero hay una que es especialmente persuasiva. Es difícil no pensar que las estrellas se han alineado y que finalmente es el momento del Manchester City.

Momento y motivación

Centrémonos primero en los datos tangibles, empezando con el hecho irrechazable de que el City ha puesto todos los huevos en la cesta de la Champions League esta temporada.

En las competiciones domésticas iba a ser imposible mantener su racha de las tres últimas temporadas, mientras que en Champions fueron primeros de grupo, sin ser derrotados y mostrándose muy concentrados.

Esta misma superioridad salió a relucir en febrero cuando Kevin De Bruyne y compañía estuvieron magistrales en Madrid, volviendo a Inglaterra con un gran 1-2 en la ida. Sin embargo, por aquella época perdieron contra el Tottenham Hotspur y el Manchester United.

Esta prioridad hacia Europa no se puso en duda ni cuando la UEFA les castigó con una sanción de dos años, ni cuando una pandemia global puso al todo el deporte en jaque. Desde que volvió el fútbol, Guardiola ha hecho cinco o seis cambios por partido, rotando más que cualquier otro entrenador de los grandes equipos.

GettyImages-1256903786.jpg

Está poniendo a tono a su plantilla para el asalto en agosto del mayor premio de todo, asegurándose de que todos sus jugadores tienen suficientes minutos en sus piernas. El retorno de Sergio Agüero al equipo después del Madrid añadirá más mordiente al equipo.

"Siendo la motivación y creo que el equipo también. Tengo la sensación de que mis jugadores saben que lo que tenemos en las próximas cuatro semanas es algo que no va a volver nunca", dijo Guardiola recientemente.

Lo que nos lleva al que es quizás su mayor incentivo.

Ahora o nunca

No debería haber ninguna sensación de urgencia para el City de cumplir su sueño de la Champions League, especialmente ahora que el TAS ha revocado la sanción de la UEFA. Competirán por el título los dos próximos años, sin duda.

Sin embargo, para estos jugadores la ventana de oportunidades para sumar este título a sus vitrinas se está empezando a cerrar.

Esto se aplica sobre todo a la salida de David Silva.

GettyImages-1256360464.jpg

El pequeño mago lo ha ganado prácticamente todo, menos la Liga de Campeones y sin la despedida rodeado de fans que se merecería, está claro que sus compañeros intentarán que se vaya en todo lo alto.

"Se lo debemos", aseguró Kyle Walker, refiriéndose también a su compañero Fernandinho.

Impulsados por el veredicto del TAS

El City ha tenido una complicada relación con la Champions desde mucho antes de que la UEFA les impusiera esa sanción irónicamente el día de San Valentín.

Desde que el TAS apoyara la apelación, Guardiola se ha puesto de mal humor y ha atacado a todo el mundo y a todo, desde Arsene Wenger la hipocresía en los medios de comunicación. Solo falta que silbe al himno del torneo cuando jueguen contra el Real Madrid.

Los Sky Blues se han ganado el derecho a participar en los juzados y ahora están a tan solo cuatro partidos de la gloria. ¿Qué mayor venganza puede desear el City que ganar ante el orgullo de la UEFA?

Hay que prestar poca atención a las dos derrotas en liga desde que volvió la competición y lo mismo ocurre con sus dudas en defensa. En los ocho partidos antes del parón, marcaron 14 goles y concedieron 8, mientras que en sus nueve partidos después del parón han marcado 25 y solo les han hecho 6.

De todos los contendientes a la Champions, el City es el que tiene la mayor motivación y el que parece más en forma. No por nada son los favoritos al título.