Los apostadores cuentan con el título de la Bundesliga de Guardiola

Guardiola, en el vestuario de su nuevo equipo.

En su nuevo reto profesional, Pep Guardiola no tendrá fácil cumplir todas las expectativas. Los apostadores y Christian Crowther esperan que su Bayern gane muchos títulos.

El máximo ejecutivo del Bayern Karl-Heinz Rummenigge ha insistido que el objetivo principal es ganar otra vez la Bundesliga

Aunque sabíamos la identidad del nuevo entrenador del Bayern Múnich desde Navidad, su llegada a Bavaria no ha despertado por ello menos expectación. 

Pep Guardiola convocó una cantidad de medios de comunicación récord en su presentación. Aunque su alemán tiene margen de mejora, el sustituto de Jupp Heynckes dio una gran imagen de calma y seguridad en sí mismo cuando fue presentado hace dos semanas.

Su dominio del idioma irá progresando, ¿pero cómo se afronta el reto de hacer crecer a un equipo que viene de cosechar un histórico triplete?

Cuando se lo preguntaron, el antiguo entrenador del Barcelona se encogió de hombros y respondió: "En un gran club siempre existe la presión de ganarlo todo, y es por eso por lo que te haces entrenador".

El de Santpedor sugirió que prefiere hacerse cargo de un conjunto exitoso que de uno que acabó la anterior temporada a 18 puntos del título, como le ocurrió cuando llegó al banquillo del Camp Nou allá por 2008.

Entonces, los trofeos fueron fluyendo como el vino en una copa en las siguientes temporadas. Dos triunfos en la Champions League fueron la guinda a una trayectoria excepcional en el banquillo 'culé'.

Sin embargo, el máximo ejecutivo del Bayern Karl-Heinz Rummenigge ha insistido que el objetivo principal es ganar otra vez la Bundesliga. Quizá sea para restarle algo de presión a Guardiola. Eso sí, Rummenigge puntualizó también que esperan batallar hasta el final en la Champions League. 

El mercado de Betfair descuenta casi un nuevo título de la Bundesliga para el Bayern (1.162/13). Su tradicional máximo rival en los últimos años, el Borussia Dortmund, cotiza a [6], mientras el resto de equipos se encuentran muy alejados en las preferencias de los apostadores.

En este punto, parece complicado que ningún conjunto ponga en apuros reales a un Bayern que fue infinitamente superior la pasada campaña. La competición continental será otro cantar, con bastantes equipos muy reforzados luchando por el título.

Si hay alguien equipado para hacer frente a la presión de tener que ganar y ganar, ése es Pep Guardiola. Y con el extraordinario personal que tiene a su disposición en el Bayern de Múnich, parece que el éxito rondará el Allianz Arena durante algunas temporadas más.