Agüero y otros futbolistas que nos arrebataron las dolencias de corazón

El corazón amenaza al fútbol
El corazón amenaza al fútbol

Las lesiones de corazón empiezan a ser una constante en el mundo del fútbol. Casillas, Eriksen o De la Red no han vuelto a pisar un terreno de juego tras sus problemas cardiacos.

Casillas, De la Red, Eriksen o Agüero han visto truncadas sus carreras por problemas de corazón

El fútbol afronta un problema que se está acrecentando en las últimas fechas. El corazón ha puesto punto y final a la carrera de varios futbolistas cobrándose como última víctima ilustre a un Kun al que los médicos han parado antes de que ocurriese algo más grave. El argentino se retiró esta temporada de un partido contra el Alavés con dolores en el pecho y desde entonces no ha parado de hacerse pruebas para finalmente determinar su retirada a los 33 años.

Agüero ha sido el último, pero recientemente todos vivimos con el pecho encogido la caída de Christian Eriksen en la reciente Eurocopa. El danés sufrió un paro cardíaco en pleno partido contra Finlandia y tuvo la fortuna de que los servicios médicos actuaron de inmediato para salvarle la vida con un desfibrilador. El centrocampista del Inter tuvo que ser intervenido del corazón y no se espera que reaparezca en los terrenos de juego después de instalarle un aparato de ese calibre dentro de su organismo. No se ha retirado oficialmente a sus 29 años, pero las normas y los riesgos que conllevarían su aparición desaconsejan su regreso a la élite.

Hace ya dos años, España entera se paralizó al conocer la noticia de que Iker Casillas sufría un infarto agudo de miocardio durante un entrenamiento con el Oporto. Al futbolista, con 37 años en aquel momento, se le tuvo que intervenir de un cateterismo a consecuencia de la obstrucción de la arteria coronaria derecha. El excapitán del Real Madrid y de la selección española estuvo meses y meses peleando por regresar a los terrenos de juego sin éxito. Ni un partido de homenaje ha podido jugar ante el riesgo que corre su salud. El corazón no le avisó y detuvo en seco una carrera que merecía otro final.

Al menos de Iker pudimos ver los mejores días de su carrera, de Rubén de la Red siempre quedará esa duda. El centrocampista se tuvo que retirar con apenas 23 años tras sufrir un síncope durante un partido de Copa del Rey entre el Real Madrid y el Real Unión de Irún en 2009. El que fuese campeón de la Eurocopa con España el año anterior cayó desplomado en el campo y no volvió a jugar al fútbol profesional. Luchó durante dos temporadas para regresar, incluso sometiéndose a una biopsia que lo envió a la UCI. Ni por esas supieron lo que le pasaba a su corazón viéndose obligado a colgar las botas.

Ellos han podido contar que sobrevivieron a una crisis cardiaca practicando el fútbol, pero otros no corrieron esa misma suerte. A todo aficionado español se le viene el nombre a la cabeza de Antonio Puerta, quien perdió la vida trágicamente en 2007 durante un partido entre Sevilla y Getafe. El lateral se desplomó y se intentó reincorporar siendo inútiles los intentos de los médicos por reanimarle muriendo con apenas 22 años. Otro caso muy sonado fue la muerte de Marc-Vivien Foe en 2003. El camerunés se desplomó en mitad del terreno de juego dejando una imagen que ningún aficionado ha podido olvidar todavía.