Super Bowl LIV: contener a Mahomes es la clave para los 49ers

La de este domingo es una de las finales más inciertas de los últimos tiempos. Mark Kirwan nos trae algunas claves para apostar en ella.

Consigue un bono de 5€ cada semana apostando 15€ en combinadas en Betfair.

San Francisco 49ers vs. Kansas City Chiefs (lunes 3 de febrero, 00:20)

En el partido por el título de la AFC, los Kansas City Chiefs una vez más se encontraron con dos dígitos de desventaja, y esta vez no se debió a la suerte de sus oponentes.

Los Titans se abrieron camino hasta el borde de una aparición en el Super Bowl a través de las carreras de Derrick Henry, y pareció que la gran sorpresa podría producirse cuando Tennessee anotó temprano y dominó la posesión.

Entonces Patrick Mahomes dio un paso al frente y mostró por qué el futuro parece tan brillante en Kansas City. El MVP de la NFL en 2018 destrozó a los Titans con 294 yardas de pase, 53 por el suelo, tres touchdowns por pase y uno corriendo, terminando con el cuento de hadas de los Nashville y cubriendo incluso el hándicap propuesto en Betfair.

La actuación subrayó la fantástica historia que este QB de tercer año está escribiendo.

Mahomes ha jugado cuatro partidos de playoffs en su carrera y anotó más de 31 puntos en los cuatro. En perspectiva, Peyton Manning lo hizo cinco veces en 27 intentos. Mahomes probablemente ya tendría un anillo de Super Bowl si la defensa de los Chiefs hubiera podido resistir la temporada pasada contra los Patriots.

Pero los Chiefs se conjuraron para detener a Henry y funcionó. El defensive end de los Chiefs Frank Clark pidió un gran partido defensivo a los suyos y su equipo lo respaldó, limitando el mejor corredor de la liga a 69 yardas y un touchdown.

Los Chiefs forzaron a los Titans a alejarse del juego de carrera en la segunda mitad, ya que no pudieron mantener el ritmo con Mahomes y compañía, quienes proporcionaron una réplica a sus siete anotaciones consecutivas contra los Texans la semana anterior con cinco anotaciones consecutivos contra los Titans.

Todo ello significa que los Chiefs llegan como ligerísimos favoritos en la Super Bowl LIV sobre los campeones de la NFC, los San Francisco 49ers, en Miami. Quizás el factor decisivo para que el mercado les dé ventaja es la velocidad a la que los Chiefs pueden acumular puntos de repente. Tennessee logró frenarlos al comienzo, pero su defensa no pudo detenerlos durante cuatro cuartos.

San Francisco ciertamente ha mostrado un nivel excelso durante toda la temporada. Volvió a quedar de manifiesto al demoler a los Green Bay Packers de Aaron Rodgers en la final de la NFC.

Jimmy Garoppolo lanzó solo ocho veces en todo el partido. No fue porque su actuación fuera mala, es solo que los Niners no necesitaban usarlo ya que la pelota se movía fácilmente por el suelo. Raheem Mostert corrió para cuatro touchdowns y 220 yardas, una cifra récord en los Niners.

George Kittle, el heredero del trono de Rob Gronkowski como el tight end preeminente en la liga, fue atacado solo una vez. Pero fue una parte crucial de los bloqueos que ayudaron a Mostert a atravesar las líneas de los Packers, y su línea de estadísticas muestra que hay mucho más en reserva en este equipo.

¿Pueden los 49ers repetir ese ataque contra los Chiefs? La respuesta simple es sí. Si bien KC ha mejorado en defensa, principalmente lo ha hecho contra del pase: se ubicó en el puesto 28 de la NFL contra la en defensa contra carrera esta temporada. Eso podría una deficiencia decisiva.

Es cierto que los Chiefs pararon a Henry, pero se arriesgaron al hacerlo, y el juego de carrera de San Francisco es mucho más difícil de controlar que el de Tennessee.

La mayor esperanza de los Chiefs reside en su quarterback. Si puede obtener una ventaja, los Niners tendrán que pasar más. Eso no es necesariamente un problema, ya que Garoppolo también tiene receptores para trabajar, pero sería un terreno más amigable para que la defensa de Kansas City pueda luchar.

¿Los 49ers tienen lo necesario para sacar a Mahomes de su juego? Hay una mejor posibilidad de que KC cierre a los corredores de San Francisco. El novato Nick Bosa y el ex Chief Dee Ford tendrán la tarea de presionar a Mahomes, mientras que su secundaria, liderada por el ex miembro de la 'Legion of Boom' Richard Sherman, tendrá que cubrir todo su rango de grandes receptores.

Los Niners clasificaron como el segundo equipo más competente en defensa de pase, pero aún no se han enfrentado a Mahomes.

Esta Super Bowl será un verdadero conflicto de estilos, con los Niners jugando un juego antiguo y pesado, aunque de una manera emocionante e inventiva, mientras que los Chiefs buscan sobre todo grandes pases y momentos explosivos y devastadores.

Me entristece decirlo porque a la mayoría de la gente le gustaría ver al entrenador de los Chiefs Andy Reid ganar una Super Bowl, pero tengo que seguir con mi instinto y apostar por los 49ers, debido a su ventaja en defensa y su diversidad e inventiva en el esquema ofensivo. Creo que su línea de dinero tiene valor.

La línea de puntos se encuentra actualmente en 54.5. Esperaría que un juego de menor puntaje se correlacionara con una victoria de los Niners, pero San Francisco es más que capaz también de competir con ofensivas de marcador alto: se sumaron 94 puntos en su choque contra los Saints esta temporada, 65 contra los Rams y anotaron 51 a el Panters.

En otras palabras, esto podría ser un intercambio de golpes en el que el equipo de la NFC se imponga al final. Sería un final apropiado para otra gran temporada.

Si quieres echar un vistazo a las opciones de MVP, el [13] en George Kittle es tentador. Puede ser difícil para un jugador ofensivo no QB ganar el premio, pero Kittle es el tipo de talento que desafía esas probabilidades, y 14/1 es un precio generoso dada esa calidad.

En el lado defensivo, si la defensa de los Niners anula a Mahomes, Nick Bosa tendrá una gran oportunidad a [31].

Apuesta recomendada
San Francisco gana a cuota [2].
Más de 54.5 puntos a cuota [1.9].

Redacción Betfair,