Una temporada para olvidar de los españoles en la NBA

La NBA ha cambiado de balón esta temporada
La NBA ha cambiado de balón esta temporada

El baloncesto español vive el año de menor protagonismo de nuestro representantes en décadas. Ricky Rubio fue el mejor hasta que se lesionó

Hay motivos para pensar que hay un fin de ciclo tras no sonar el nombre Gasol en las megafonías de los pabellones por primera vez en dos décadas

España cuenta con seis representantes en la NBA esta temporada. No es un número bajo, pero quizá las estadísticas sí que sean de la más malas que se recuerdan. Sólo un jugador ha tenido protagonismo verdadero y se llama Ricky Rubio. El resto han estado lesionados, traspasados e incluso jugando en la Liga de Desarrollo. Hay motivos para pensar que hay un fin de ciclo tras no sonar el nombre Gasol en las megafonías de los pabellones por primera vez en dos décadas. A continuación analizamos cómo lo está haciendo cada uno de los nuestros esta temporada:

RICKY RUBIO
Ya hemos dicho que fue el mejor de largo de los nuestros. Empezó como suplente en los Cleveland Cavaliers, pero en cuanto se aupó a la titularidad metió al equipo en Play-Offs. Terminó promediando 13.1 puntos y 6.6 asistencias hasta que una maldita lesión de rodilla acabó con su campaña. Le traspasaron a los Indiana Pacers en un canje simbólico porque no jugará en esa franquicia ni un minuto. Será agente libre este verano.

JUANCHO HERNANGÓMEZ
Desde el pasado verano no le han podido ir peor las cosas. Minnesota le prohibió participar en los Juegos Olímpicos por una lesión que nadie averiguó a encontrar. Luego le traspasaron a Memphis donde no llegó a debutar. Más tarde fue a Boston para apenas contar con oportunidades a la sombra de Jayson Tatum. Los 'verdes' le mandaron a San Antonio y apenas duró tres semanas. Ahora está en los Utah Jazz con los peores promedios de su carrera: 1,2 puntos y 1,6 rebotes en seis minutos de juego.

WILLY HERNANGÓMEZ
El pívot de los Pelicans es un verso libre. Juega cuando su entrenador cree que puede tener un impacto en el partido o directamente no le alinea. Sus promedios de 8.5 puntos y 6.6 rebotes en apenas 15 minutos nos hablan de uno de los jugadores más eficientes de la NBA. En esas cifras hay trampa y en Nueva Orleans lo saben porque no defiende al nivel que se le presupone a un pívot. Un lastre del que parece complicado librarse a sus 27 años.

SERGE IBAKA
Lesionado gran parte de la temporada, reapareció con unos Clippers que decidieron mandarle a jugar con el vigente campeón, los Milwaukee Bucks. En el equipo que lidera Antetokounmpo, promedia 5.7 puntos y 5.8 puntos siendo de largo su peor temporada estadística de siempre. Es cierto que ahora mismo está en 21 minutos por partido y que este rol debería crecer de cara a los Play-Offs.

USMAN GARUBA
El canterano del Real Madrid apenas ha jugado 105 minutos en toda la temporada repartidos en 15 partidos. Fue enviado al filial de los Houston Rockets donde ha podido mostrar algo del potencial que le convirtió en primera ronda del Draft de la pasada campaña. Garuba está en el peor equipo de la NBA y no ha conseguido por el momento hacerse un hueco. Futuro complicado.

SANTI ALDAMA
El pívot canario está fuera de la rotación de unos Grizzlies que lo utilizan para los minutos de la basura. Ha disputado 27 partidos con un promedio de 4.8 puntos. Las oportunidades irán escaseando todavía más conforme avance la temporada, puesto que Memphis está peleando por ser cabeza de serie en los Play-Offs. Quizá lo mejor que le vendría sería una temporada en la Liga de Desarrollo.