10 All-Star de la NBA que terminaron jugando en Europa

Actualmente el viaje más habitual es que un europeo que destaque se marche a la NBA, pero hubo un tiempo en que los veteranos de la liga norteamericana venían a jubilarse a Europa.

En los años 80, el baloncesto europeo y el norteamericano no estaban económicamente tan lejos como hasta ahora

Ser All-Star en la NBA es un logro que no muchos jugadores han conseguido. En toda la historia, 443 jugadores han sido seleccionado para el partido que homenajea a los mejores jugadores de la liga norteamericana. La mayoría de ellos nunca se anima a cruzar el charco para fichar por un equipo europeo, pero hubo excepciones.

En los años 80, el baloncesto europeo y el norteamericano no estaban económicamente tan lejos como hasta ahora y algunas de las estrellas de la NBA se animaban a disputar sus últimos años en alguna liga del Viejo Continente. A continuación repasamos 10 casos de nombres que seguro que te serán más que familiares.

Dominique Wilkins

El excampeón del concurso de mates y nueve veces All-Star estuvo en Europa a lo largo dos etapas. En 1996 jugó con Panathinaikos ganando la Copa de Europa y dos años más tarde ficharía por el Fortitudo Bolonia ganando la Copa en Italia.

Se retiraría un año después volviendo a la NBA con los Orlando Magic.

Allen Iverson

MVP de 2001, 11 veces All-Star y finalista de la NBA, el escolta aterrizó en el otoño de 2010 para jugar con el Besiktas tras no recibir ofertas de la NBA.

'The Answer' disputó un total de siete partidos en los que promedió casi 20 puntos por partido, antes de lesionarse y regresar a Philadelphia para retirarse con los Sixers.

George Gervin

MVP de 1980, cuatro veces máximo anotador de la NBA y nueve veces All-Star, 'Iceman' llegó a Europa con 34 años fichando por Banco di Roma, promediando 26 puntos en la temporada 86-87.

Regresó a Estados Unidos, se metió en problemas de drogas y en 1990 volvió a Europa para jugar en un TDK Manresa al que salvó del descenso con 34 puntos de media en el Play-Off de salvación. Se retiró como un héroe.

Alex English

Leyenda de los Denver Nuggets, ocho veces All-Star y dos veces máximo anotador de la NBA, 'Sir Alex' vino a Europa en 1991 con 37 años fichando por el Depi Napoli.

Tras la salida de Maradona de la ciudad, el escolta fue el hombre de referencia en el deporte, aunque no cumplió con las expectativas estando una única temporada en la que promedió 14.3 puntos, muy lejos de los 21.5 que hizo en la NBA de media en su carrera.

Bob McAdoo

Dos veces campeón de la NBA, MVP de 1975 y cinco veces All-Star, la tarjeta de presentación de McAdoo cuando llegó a Milan era impresionante y fue todavía a muchísimo más dando el mejor rendimiento que ha dado un NBA en Europa.

Ganó la Copa de Europa en 1987 y 1988, además de Legas, y un sinfín de galardones gracias a sus promedios de 27.3 puntos y 9 rebotes. Se retiró con 41 años tras siete temporadas de ensueño en Italia.

Adrian Dantley

Seis veces All-Star Game, dos veces máximo anotador de la NBA y finalista de la competición, Dantley siempre será recordado por ser expulsado por Isiah Thomas de los 'Bad Boys' antes de que ganasen sus dos anillos de campeón.

En Europa jugó para el Breeze Milano en 1991, haciendo una buena temporada en Italia tras conseguir 26.7 puntos por noche. Eso sí, se marchó sin conseguir ningún título, como en la NBA.

Ralph Sampson

El legendario integrante de la 'Torres Gemelas' junto con Hakeem Olajuwon llegó destrozado para jugar ocho partido en España en el Caja Ronda, antecesor del actual Unicaja, en 1992.

El que fuera MVP del All-Star de la NBA en 1985 y finalista de la NBA promedió 7 puntos y 6.7 rebotes en sus partidos con el equipo malagueño. Después de esta experiencia se retiró del baloncesto profesional, aunque volvería dos años y medio después con los Rockford Lightning de la CBA.

Spencer Haywood

Todo un campeón de la NBA en 1980 con los Lakers, aterrizó a la temporada siguiente en Italia para jugar en el Venezia. El que fuese MVP de la ABA y cuatro veces All-Star jugó la final de la Copa Korac perdiéndola en una prórroga contra el Juventut de Badalona.

Al año siguiente, mientras seguía en el equipo italiano, le llegó una oferta de los Washington Bullets y le faltó tiempo para volver a Estados Unidos. En su estancia promedió 23.5 puntos y 10.7 rebotes.

Rolando Blackman

El panameño fue leyenda en los Dallas Mavericks logrando entrar hasta en cuatro ocasiones en el All-Star. Se marchó de los Knicks el año en que llegaron a las finales para recalar en Europa en el AEK de Atenas en 1995.

Posteriormente jugó en el Milan, con el que ganó la Lega de 1996, y puso fin a su carrera en el Limoges. Fue uno de los mejores tiradores que conoció el baloncesto europeo en toda su historia.

Artis Gilmore

Seis veces All-Star de la NBA y primer jugador en participar en el primer concurso de mates de la historia de la NBA, Gilmore llegó a Italia en 1989 completamente fundido al borde de los 40 años.

El pívot de 2,18 metros no desentonó en la Fortitudo Bolonia con promedios de 12,3 puntos y 11 rebotes por partido. Se retiró inmediatamente después de aquella temporada aquejado de dolores de rodilla.

All-Star de la NBA: cuándo se anuncian los titulares y quiénes lideran las votaciones