NBA

Jayson Tatum y Jaylen Brown, como Larry Bird y Kevin McHale

La temporada pasada, las asistencias de Brown para Tatum, o viceversa, alcanzaron las 72, mientras que en 34 partidos de esta temporada ya se sitúan en 57. 

Los aficionados de los Celtics tienen dos buenas razones para ilusionarse en una NBA cada vez más competida.

Los Boston Celtics, que solo han ganado un anillo en las últimas 36 temporadas, parecen estar rememorando viejos tiempos con una pareja que promete dar muchas alegrías en los próximos años.

Jay-Jay, como se les conoce popularmente, son los dos aleros de moda en la NBA. Líderes de una de las franquicias más laureadas en la historia, pero cuya última época dominante fue en la década de los 80, cuando Larry Bird y Kevin McHale guiaron a Boston a levantar tres títulos en plena hegemonía de Kareem Abdul-Jabbar, Magic Johnson y Los Angeles Lakers.

Dos dúos imparables

Hay mil estadísticas para contrastar la verdadera implicación en el juego de una pareja u otra, pero la más avanzada es aquella que mide el impacto de cada jugador, tanto en ataque como en defensa, a lo largo de 100 posesiones y lo traduce en puntos. En inglés, RPM (Real Plus-Minus), se empezó a contabilizar en 1974.

En el curso 86/87, Larry Bird tuvo un impacto de 9,36 puntos, según BasketballReference, mientras que McHale llegó a los 5,1. Fue la mejor temporada de ambos y en total sumaron 14,46.

Este año, Jayson Tatum está marcando 9,31 puntos en este apartado, -donde es líder-, y Jaylen Brown 4,46. Si juntamos las dos cifras nos da un total de 13,77.

De mantenerse así, sería el segundo mejor registro en la historia de los Celtics. Garnett y Pierce acumularon 13 durante el último campeonato de Boston allá por 2008, mientras que Irving y Al Horford lograron un total de 12,3 hace cinco temporadas.

Una progresión notable desde la última temporada

Tatum y Brown pesan sobre sus hombros buena parte del apartado ofensivo de los Celtics. De los últimos cuatro partidos, en dos de ellos anotó cada uno 30 o más puntos. Y cuando ha sucedido eso en 2022, incluyendo parte de la temporada pasada, Boston tiene un récord de 17-1.

Y se entienden como nadie en la pista. Durante la pasada campaña, las asistencias de Brown para Tatum, o viceversa, alcanzaron las 72, mientras que en 34 partidos de esta temporada ya se sitúan en 57.

Los Celtics, casi intratables

Con un récord de 36-20, el equipo de Massachusetts es el mejor de toda la NBA. Después vienen los Nets (23-12) y hasta tres equipos con un registro de 22-12 (Bucks, Pelicans y Nuggets).

Tras empezar la temporada algo titubeante con cuatro victorias y tres derrotas, los de Joe Mazzulla ganaron 14 de sus 15 siguientes partidos para auparse a lo más alto de la liga, donde va a ser muy complicado que alguien los baje.