Marc Gasol: ¿Por qué el Bàsquet Girona y no el Barça?

La LEB Oro podría tener un refuerzo de lujo
La LEB Oro podría tener un refuerzo de lujo

La llegada del menor de la saga al Girona parece inminente. ¿Qué le llevaría a un equipo de la LEB Oro?

El destino de Marc parece apuntar 100 kilómetros al norte. Una promesa, amén de sus particulares deseos, estaría detrás de la elección.

En las últimas horas se ha conocido el posible fichaje de Marc Gasol por el Bàsquet Girona, equipo que milita en la segunda categoría del baloncesto español. Para el pívot de Sant Boi, acostumbrado a las mieles del éxito de la insaciable NBA, su incorporación al cuadro gerundense supondría varios pasos hacia atrás a nivel competitivo y otros tantos hacia adelante en el apartado emocional.

Una vez se desvincule de los Grizzlies, la siguiente decisión de Marc será elegir su propio destino. Sorprendería que el mismo no fuese regresar a su país. Y aquí sale a relucir, no hay duda alguna, el nombre del FC Barcelona. El menor de los Gasol inició su carrera en la ciudad condal, en la que representó los colores azulgranas durante tres temporadas.

En Can Barça, Marc seguiría compitiendo al máximo nivel y a sus 36 años todavía le queda cuerda para jugar con los mejores. Así seguiría los pasos de su hermano, tal y como hizo en otras tantas ocasiones. Y, quién sabe, quizás incluso se podría reunir con Pau en un último año espectacular en el que ambos, todavía, serían capaces de hacer temblar a las defensas rivales formando juntos sobre la pintura.

Claro que el sueño de todo aficionado culé se podría ver truncado según las últimas informaciones. El destino de Marc parece apuntar 100 kilómetros al norte. Una promesa, amén de sus particulares deseos, estaría detrás de la elección. Marc despuntó en la ACB de la mano del desaparecido Akasvayu Girona, club que le catapultó a la mejor liga del mundo. Aunque la entidad desapareció en 2013, quedó vinculado para siempre con la ciudad y en la actualidad es el presidente del refundado como Bàsquet Girona.

Marc Gasol ha manifestado su deseo de pisar la cancha de su club antes de poner punto y final a su carrera. A los 36 años, con su destino todavía en el aire, el menor de la saga tiene ante sí la oportunidad de cumplir su promesa.