¿Es inevitable una final Madrid vs Barça en la Copa de basket?

Hay zapatillas para todos los gustos en la Copa
Hay zapatillas para todos los gustos en la Copa

El Real Madrid apareció en Granada en su peor momento de la temporada y pese a todo venció al Breogán en un partido más que serio de los de Laso. El Barça tiene un cuadro más complicado

El único pero que encontrarán los culés será un día menos de descanso que los blancos y un cuadro más difícil

Se hace complicado, muy complicado, no imaginar una final entre Real Madrid y Barcelona en la Copa del Rey. Los números hablan por sí mismos con ambos super destacados en la clasificación de Liga Endesa y Euroliga, pero hay más porque en seis de las últimas 10 ediciones de la Copa los equipos hegemónicos del baloncesto español se han visto las caras. Sin Baskonia ni Unicaja en liza, ambos clubes sólo ven al Valencia como una opción real de evitar lo inevitable.

Por presupuesto y plantilla nadie cuestiona que nos encontramos ante dos equipos muy solventes y que se necesitan el uno al otro para mejorar. Los culés son a día de hoy muy favoritos como marcan los últimos precedentes en Liga y Euroliga, pero el equipo blanco les ganó la última vez que se vieron cara a cara apuntándose la Supercopa este pasado verano.

El Madrid superó al Breogán en cuartos de final mostrando que su cambio de piel es un hecho. A falta de jugadores exteriores decisivos, Laso volvió a apostar por un baloncesto industrial que dio sus resultados dejando al equipo rival por enésima vez en la temporada por debajo de los 70 puntos. Defensa y juego interior son los pilares de un equipo blanco que se ha amoldado a Tavares, Yabusele y Poirier como sus hombres clave. Atrás quedó esa época en la que los de la capital salían como flechas y anotaban en transición.

El Barça, por su parte, debuta ante un Baxi Manresa que es la revelación de la temporada y que está entrenado por un técnico que se las sabe todas como Pedro Martínez. Jasikevicius, sin embargo, tiene claro que su equipo va a rendir como una roca cimentada en la inspiración de Mirotic y Calathes. Los dos destacan dentro de un plantel de altísimo nivel que se presenta con siete triunfos consecutivos -dos de ellos ante el Real Madrid- mostrando que son los favoritos al triunfo.

El único pero que encontrarán los culés será un día menos de descanso que los blancos y un cuadro más difícil con la revelación Manresa de inicio y previsiblemente el Valencia Basket que podría tocarles en semifinales si apean al UCAM Murcia. Los taronja han vencido recientemente al Real Madrid y vienen como un disparo después de que Joan Peñarroya haya conseguido asentar su sistema de juego. Todo el mundo les señala como los outsiders y los únicos capaces de evitar lo inevitable. La Copa del Rey quiere volver a ser impredecible.