El día en que a Pau Gasol le dijeron que volvería de la NBA con "el rabo entre las piernas"

Pau Gasol tendrá su camiseta retirada por los Lakers
Pau Gasol tendrá su camiseta retirada por los Lakers

El catalán emprendió una aventura en la mejor Liga del mundo en 2001 siendo el segundo español en acudir allí tras el fracaso de Fernando Martín en 1986. Le auguraron la misma suerte

Se marcha un tipo que trascendió más allá de las canchas siendo un ejemplo de buena persona cuando la tragedia asoló a la familia de Kobe Bryant

Pau Gasol pone este martes punto y final a una tremenda carrera deportiva en la que ha triunfado en el baloncesto NBA. Hace dos décadas no era tan sencillo hacerse hueco en una NBA con prejuicios hacia los baloncestistas europeos y menos para un chico de 2,15 delgado y todavía poco formado físicamente. Un directivo del Barcelona auguró al mejor baloncestista español de todos los tiempos una estancia corta en Estados Unidos. Esa frase, como bien ha reconocido el propio propio protagonista, le ayudó a motivarse en los días más duros.

"Recuerdo que no todo el mundo creyó que fuera a triunfar. De hecho, alguna persona, entonces relevante en el Barça, llegó a decirme una frase que nunca olvidaré: 'el año que viene volverás con el rabo entre las piernas'. No fue así y en mi primera temporada fui elegido el mejor rookie del año y luego... hasta ahora que tengo dos anillos de campeón. No soy una persona rencorosa, al contrario, aquellas palabras me ayudaron a luchar más por mis sueños. Me considero una persona de hechos más que de palabras", dijo Pau en una entrevista en 2011.

Aunque Pau no consiguiese ampliar su nómina de títulos, sí amplió un respeto de la NBA tras hacer el salto inicial del All-Star de 2015 en el Madison Square Garden junto con su hermano Marc. "Aquel día tocamos el cielo los dos. Es una de las imágenes de nuestra vida", reconoció un Gasol que se marcha con una carrera de seis Partidos de las Estrellas en la NBA, entrando dos veces en el segundo quinteto ideal de la liga y otras dos en el tercero, habiendo ganado siete veces el jugador de la semana y terminando con unos promedios de 17 puntos y 9.2 rebotes en toda su carrera.

Aquel que le dijo esa frase lapidaria seguirá escondido en una cueva a muchos metros de profundidad porque con la selección española también ha triunfado y de lo lindo. Campeón del mundo en 2006, triple campeón del EuroBasket, triple medallista olímpico con España y con dos finales inolvidables ante Estados Unidos y un sinfín de reconocimientos y MVPs que lo han elevado a ser uno de los baloncestistas europeos más importantes de este inicio de siglo en una trinidad compuesta por Dirk Nowitzki y Tony Parker.

Se marcha un tipo que trascendió más allá de las canchas siendo un ejemplo de buena persona cuando la tragedia asoló a la familia de Kobe Bryant, un jugador que ya es miembro del Comité Olímpico Internacional y que triunfará en lo que haga en el futuro, un tipo respetado por todos y que se alegra públicamente de los éxitos de otros deportistas españoles. En definitiva, se marcha una LEYENDA con todas las letras mayúsculas. Buen descanso, Pau.