Apuestas NBA: Una final para la historia

Lakers y Miami son los elegidos. Los protagonistas de las finales de la temporada más difícil y extraña de la historia. La del fallecimiento de Kobe o de D.Stern, de la pandemia, de la burbuja, del amago de boicot, pero también de la igualdad, del espectáculo y de la emoción. Preparense para disfrutar.

Lakers y Miami se enfrentan en unas finales por primera en la historia. También es la primera vez que llegan 2 equipos que no se habían metido en playoffs la temporada anterior y Miami lo hace desde la 5ª plaza del Este. Lo de este 2020 será recordado para siempre.

Han pasado 2 meses exactos desde aquel ya lejano 30 de julio en el que la NBA reanudaba la actividad después del parón, debido a la maldita Pandemia, y en la que había mas sombras que luces.
Sombras tan oscuras que llegaron a poner en serio riesgo la continuidad de la temporada, sombras que empezaron a disiparse cuando empezamos a comprobar que la "burbuja" de Orlando era un bunker en el que iba a ser muy difícil que el maldito virus se pudiera colar y robarnos el sueño de poder ver terminar este curso 19/20.

Han pasado 2 meses en los que nos ha dado tiempo a ver como se la pegaban equipos tan favoritos como los Clippers o Milwaukee.
O como Dallas, Denver, o Boston Celtics han estado muy cerca de llegar más lejos de lo que pensaban.

Al final los Lakers de "El Rey" LeBron han salvado la honra de los favoritos y Miami Heat se ha convertido en la más agradable sorpresa de los últimos años. Venían desde el 5º puesto del Este y del 11º balance de los 16 equipos.
Ambos se verán las caras en una esperadísima y abierta final para poner un broche de oro a la temporada más complicada y atípica de la historia.

Los Lakers de LeBron y A.Davis

Después de 10 temporadas de "travesía por el desierto" los Lakers vuelven a unas finales. Lejos quedan ya esas 3 consecutivas con 2 anilos con la histórica pareja Kobe-Pau.

Ahora "La pareja" de referencia la componen LeBron James y Anthony Davis.
El primero llega por 10ª vez a unas finales, más que 27 de los 30 equipos de la liga. Busca su 4º anillo, y ser el primer jugador de la historia en hacerlo con 3 camisetas distintas siendo jugador franquicia.
El segundo llega por primera vez a unas finales y no quiere dejar pasar la oportunidad de conseguir estrenarse con anillo incluido.

Serán los hombres que lleven el timón del equipo de Frank Vogel, sobre los que estarán puestos todos los ojos. Además llegan en un momento de forma envidiable. Ni rastro de los casi 36 palos de LeBron o del historial de lesiones de Davis.

El principal problema de los Heat será intentar parar a estos dos "bichos", tarea casi imposible. Si, minimizar su aportación intentando que no jueguen a campo abierto y sacándoles lo más lejos posible del aro.

El problema será que les acompañe esa "tercera pata del banco",. Por el momento hemos visto destellos en algunos partidos de Kuzma, D.Green, "Morris, KCP e incluso la mejor versión de "Rondo o "Howard. Pero en estas finales tienen todavía que dar un paso más si quieren llevarse el anillo.

El "mago" Spoelstra y un equipo con mayúsculas

Al mayor fan posible de los "Heat le dicen hace 2 meses que su equipo iba a disputar unas finales 6 años después, viniendo de una temporada en la que ni se meterieron en playoffs, y ni se lo hubiera creido.

No son los Heat de aquel histórico "big three" del propio LeBron, Wade o C.Bosh, pero si un EQUIPO en el que un estrella como J.Butler es el primero en defender y sacrificarse y donde el resto de un amplio roster han dado un brutal paso adelante.
Bam Adebayo ya es uno de lo mejores pivots de la liga, Dragic parece en una segunda juventud, Herro es un rookie capaz de meter 37 puntos en unas finales de Conferencia, D.Robinson de hacer triples como churros, Crowder ser ese "pegamento" que ayuda a todo, Iguodala a seguir desafiando al tiempo y jugar su 6ª final consecutiva...hasta jugadores como Olynyk o K.Nunn se han quedado casi sin sitio.

Un EQUIPO al que Erik Spoelstra, sí él otra vez, ha convertido en una piña, en una orquesta coral en la que casi nadie desafina. Ha mentalizado a un equipo que se divertía jugando a que además también sea capaz de ganar.
Y de ganar a cualquiera, lo hizo arrasando a Indiana, a los super favoritos Bucks de Anteto o de sacar adelante una eliminatoria al límite ante los Celtics.

Ahora llega esta "Super final" ante los Lakers, la primera entre ambos de la historia.
Como para perdérsela.