Antonio Sánchez

Playoffs NBA: Warriors vs Celtics, las Finales que vienen

Será la segunda vez en la historia que estos dos equipos se vean en unas finales. El único precedente es en 1964, los Celtics de Bill Russell ganaron 4-1 a los San Francisco Warriors de Wilt Chamberlain.

Una de las Finales más esperadas en mucho tiempo: Golden State quiere continuar con su dinastía y Boston Celtics ser el equipo con más anillos de la historia.

Hace apenas tres años, los Warriors perdían las Finales ante los Raptors, y lo que es peor, se marchaba K. Durant, se lesionaba gravemente K. Thompson y las dudas afloraban sobre el futuro de la franquicia.

Poco después llegaban tiempos más oscuros todavía, en los que K. Thompson se volvía a lesionar de gravedad (estaría casi 1000 días fuera), S. Curry también sufría una importe lesión y el equipo no se reforzaba. El resultado, dos años sin meterse ni en playoffs y con la sensación de un proyecto acabado.

Atrás quedaban esos tres anillos en cinco finales seguidas y una dinastía que parecía no tener fin. Eso es lo que muchos pensábamos, pero los Warriors tenían otro plan. Un plan que ha consistido en tener paciencia, mantener el núcleo duro del equipo, tener suerte con las lesiones (K. Thompson y especialmente Curry volvieron como antes), y hacer pocos cambios en el equipo pero muy acertados (enorme la aportación de los Wiggins, J. Poole, G. Payton...).

El resultado es que los Warriors se han vuelto a meter en unas Finales siendo los máximos favoritos 1.625/8, cuando al inicio de la temporada estaban lejos en las apuestas. Además, que S. Curry consiga su primer MVP en unas Finales se paga a 2.111/10 y que K. Thompson sea el mejor triplista de las Finales a una cuota más que interesante 5.04/1.

El retorno de un histórico como los Celtics

Si los Warriors pasaron un par de años oscuros, Boston Celtics estuvo directamente metido en un pozo que parecía no tener fin. Desde 2008 sin ganar un anillo, siendo la franquicia junto a Lakers que más tiene, desde 2010 sin jugar unas Finales, temporadas en las que cayeron en primera ronda de playoffs o incluso en las que ni los jugaron.

Pero los Celtics también han tenido mucha paciencia y ahora están cobrando su recompensa. Mucho tiene que ver la presencia de Brad Stevens primero en el banquillo y luego en los despachos, o la llegada de un novato como Udoka que encaja como anillo al dedo en la filosofía de Boston.

También ver como han madurado hasta convertirse en superestrellas jugadores como Tatum o J. Brown, como han pasado de ser jugadores complementarios a fundamentales Smart o los Williams, o como se reforzó el equipo con piezas que han acabado por ser básicas: Horford y D. White.

Jugadores con un innegable talento en ataque y uno de los mejores equipos defensores de la liga. Todo esto les da muchas opciones de volver ganar el anillo 2.26/5, que Tatum pueda ser el máximo anotador de estas Finales 1.9110/11 o incluso MVP 2.89/5.

A partir del jueves por la noche empezaremos a ir despejando algunas incógnitas.