Arrancan las finales más inesperadas

Tendremos un campeón inédito en 50 años de NBA. Phoenix y Milwaukee, 2 franquicias en las pocos creían a principios de curso se han metido en las finales de forma merecida. La temporada del Covid, las lesiones importantes y las sorpresas tienen estas cosas.

Los Suns han jugado sólo 2 finales en su historia, 1976 y 1993, y en ambas ocasiones perdieron. Los Bucks también han llegado sólo en 2 ocasiones a unas finales, la primera hace 50 años (su único anillo) y la segunda hace 47 en las que perdieron

Comienzan unas finales inéditas, nunca antes se enfrentaron Suns y Bucks en la pelea por el anillo. Unas finales marcadas por la lesion de Antetokoumpo, otra más de una estrella. La presencia o no del griego y en caso positivo en que porcentaje de forma estará, será determinante.

Dos franquicias que han recorrido caminos muy diferentes en las últimas temporadas para llegar al mismo punto. Hace apenas 2 años los Bucks lideraban claramente la temporada regular en su conferencia mientras que los Suns eran el peor equipo de la suya con 63 derrotas.

El curso pasado, antes del parón de la Pandemia, Milwaukee seguía con su dominio en el Este mientras que Phoenix comenzaba a mejorar a pasos agigantados, hasta el punto de ganar todos los partidos en la burbuja de Orlando y quedarse fuera de los playoffs sólo por un partido.

El paso definitivo para la franquicia de Arizona, aunque nos duela, fue el cambió de Ricky Rubio por Chris Paul. Al principio todos eramos escépticos a la llegada de un jugador tan talentoso como irregular y con un carácter muy particular.

Pero la temporada que está haciendo CP3 le puede llevar incluso al MVP de las finales, sale casi a "Master class" por partido y esa sensación de dominio del juego que tienen sólo los elegidos.

¿El resultado? una fantástica temporada regular en la que acabaron segundos (eso si, con el mismo balance del lider Utah Jazz) y unos playoffs de ensueño.

¿Que han allanado el camino a las finales las lesiones de algunas estrellas rivales? Sí, ¿Que los Suns están practicando su mejor baloncesto posible y que por momentos rayan la perfección? También. Por cierto, recordar que en los primeros partidos de la serie ante los Clippers no pudieron contar con C.Paul por culpa del Covid, aunque también es cierto que estos no contaron en toda la serie con Kawhi.

Después de 2 años siendo los mejores en el Este para pegársela después en playoffs, los Bucks se lo tomaron con más calma esta temporada. Acabaron terceros en la Regular Season para ir cogiendo velocidad de crucero en la post temporada.

También las lesiones se aliaron con ellos, especialmente en la serie ante los favoritos Nets, que perdieron a K.Irving y se encontraron con un Harden muy mermado. Eso sÍ, serían capaces de ganar la Conferencia ante los Hawks del "tocado" T.Young sin la presencia de Antetokoumpo.

El estado de Giannis marcará las finales

Y llegado este punto en la madrugada del martes al miércoles arrancan estas esperadísimas finales. Con la casi segura ausencia de Giannis en le primer partido la serie arranca en Arizona en la que los Suns son favoritos 1.364/11.

Debe ser el momento de que Middleton (vaya playoffs está haciendo), J.Holiday o incluso B.López tiren de estos Bucks, si quieren tomar el relevo de Abdul Jabbar y volver a ganar el anillo para la franquicia 50 años después para lo que no parten con ventaja, su victoria final se paga 2.56/4.

Pero se van a encontrar a unos Suns que son una orquesta casi perfecta dirigida sabiamente por M.Williams en el banquillo y C.Paul en la pista, D.Ayton en la pintura y D.Booker como "ejecutor" desde la larga distancia. Los Suns ganan el anillo 1.444/9.

Relájense y disfruten de estas inéditas, inesperadas y emocionates finales, pasar un poco de sueño merecerá la pena.