Pronósticos NBA: Los Lakers rozan la gloria

Después de 10 años de larga travesía por el desierto los Lakers están muy cerca de cumplir su sueño. De cumplir también el de LeBron que llegó a la franquicia para ganar anillos y que ha tenido que esperar a la llegada de A. Davis para ser ganadores de verdad. Kobe les guía para tocar el cielo.

De conseguir el anillo, los Lakers igualarían los 17 que tienen los Boston Celtics para que la leyenda entre ambos siga creciendo. Gran aspirante a MVP sería un Anthony Davis con unos números de otro planeta en estos playoffs, 60% en tiros de 2, un 54,5% de 3 y 100% en tiros libres. Brutal.

Eran las finales mas esperadas, los super favoritos Lakers ante la gran revelacíon. Unos Miami Heat que desde el 11º balance de todos, se habían metido por méritos más que sobrados en la pelea por el anillo.
Todo estaba dispuesto para la batalla, pero a las primeras de cambio, en el primer partido, el guión giró de una forma inesperada.
Los Lakers arrollaban a unos irreconocibles Heat y se dejaban además por el camino 2 piezas fundamentales en forma de lesión, caían Adebayo y Goran Dragic.
Un partido y unas lesiones que iban a marcar las finales. Miami iba a maquillar el resultado final pero la sensación era de los Lakers haían dado un puñetazo sobre la mesa.

Y lo hizo de tal forma que para el segundo partido los Heat , pese a estar más cerca en el marcador, nunca dieron la sensación real de poder sacarlo adelante. Partido para el que Spoelstra ya no pudo contar desde el principio con sus lesionados.

LeBron y A.Davis eran un torrente de agua que los Heat no tenían forma de parar. Además funcionaba también el fondo de armario de Frank Vogel que durante la temporada regular había dejado tantas dudas. D.Green, Caruso ,Rondo , Kuzma, M.Morris e incluso Rondo o Howard ,aunque el más regular de todos, la "tercera pata" que tanto necesitan estos Lakers iba a ser KCP .

Y Jimmy cogió su fusil

Pero llego el Game 3, el que parecía podía ser la puntilla para Miami para poner un 0-3 casi imposible de remontar.
Todo parecía preparado para el "funeral" pero Jimmy Butler decidió que ese no era el día. Se marcó uno de los mejores partidos de la historia de las finales consiguiendo un triple doble brutal de 40 puntos y empezó a sembrar la duda en los Lakers .
Si eran capaces de volver a ganar otro partido y recuperaban a los soldados caidos en la primera batalla, todo era posible.

El 4º partido clave

Se habían disputado ya 3 batallas pero la cuarta era la que iba a marcar la guerra. Era la enorme dferencia de un 3-1 para Lakers casi definitivo o un 2-2 que dejaba el anillo totalmente en el aire.
Los 2 equipos sabían de la importancia del partido y por eso iba a ser el más intenso hasta el momento, además Spoelstra iba a recuperar a Adebayo aunque no a Dragic , que se quedaba fuera entre lágrimas al no superar la última prueba.

Un encuentro marcado por las defensas, en las que a los dos equipos les costó anotar con facilidad. Un "desconocido" LeBron se iba a quedar con sólo 8 puntos al descanso. Todo estaba por decidir.

Con la igualdad en el marcador como denominador común, se llegaba a los minutos finales. Medio anillo estaba en juego, sobretodo para Miami que no podía perder.

Pero Butler no era el del tercer partido, Adebayo demasiado hacía anotando 15 puntos pese al dolor de su cuello, los mejores iban a ser los chavales Duncan Robinson y Tyler Herro , números para la historia de las finales para un rookie. Pese a todo Miami aguantó en el partido hasta casi el último minuto.

Hasta el momento en el que KCP anotó 5 puntos consecutivos y A.Davis encadenaba un taponazo y un triple frontal a 40" para el final. Era la puntilla, la forma de celebrar ese triple era la de un equipo que estaba muy cerca del objetivo.

Esta vez LeBron , que ya mete triples hasta desde el logo y que anotaría 20 puntos en la 2ª parte casi sin fallo, no se iría a los vestuarios antes de acabar el partido.
Se quedaba con todo el equipo para celebrar un triunfo que les dejaba en las puertas del anillo, muy cerca de la meta que se marcaron el propio LeBron o A.Davis cuando ficharon por los Lakers , muy cerca del cielo donde les espera Kobe Bryant .