Amaya Valdemoro pide que nos acordemos de las deportistas todo el año

El deporte femenino no existe únicamente en la semana del 8 de marzo. Nuestra embajadora reflexiona sobre todo lo que queda por hacer.

Cuando llegan estas fechas, no puedo dejar de pensar que deberíamos poner más atención en la lucha por los derechos de la mujer durante todo el año y no sólo cuando llega el 8 de marzo, en el que se celebra el Día Internacional de la Mujer.

Esta semana somos muy hipócritas, porque luego el resto del año se nos olvidan nuestras palabras. Por ejemplo, me pone nerviosísima que esta semana mi teléfono no pare de sonar. Sinceramente, he dejado de ir a mesas redondas estos días. Se pueden hacer muchas cosas más durante el año, no sólo el 8 de marzo.

Nosotras necesitamos quedar primeras para ser noticia

Es un trato que también reclamo a los medios. Estamos en la línea adecuada, pero los medios de comunicación deberían apostar más por la mujer, que las empresas que patrocinan no vayan a lo fácil, sino que arriesguen. Que busquen caras nuevas dentro del deporte femenino para romper estereotipos. Deberían empezar a buscarlas por el valor de estas mujeres, y no por lo que aparentan, no por parecer modelos. Pasa, por ejemplo, con el tema de las fotos: siempre buscan que sea picantona cuando se la hacen a una chica.

Los méritos de las chicas en el deporte se valoran menos que el de los chicos. Nosotras tenemos que quedar primeras para ser noticia. Al contrario que en otros apartados de la sociedad, hemos empezado a recibir ayudas económicas cuando se han conseguido resultados, y no al revés. Por eso fueron clave los Juegos Olímpicos de 2012, cuando las deportistas españolas lograron un montón de medallas.

Me han gritado gorda o cosas que jamás dirían a un chico

Además, no quiero dejar de denunciar las situaciones de machismo que se viven en algunas canchas dónde mujeres juegan al baloncesto. Yo he vivido de todo. Lo típico: te gritan que te vayas a fregar o a poner lavadoras. También me han gritado fea o gorda, o que me vaya a hacer un sándwich. No he visto que a un jugador hombre le griten nada por el estilo. También me ha pasado de que me comparen con jugadores, aunque tú seas mayor que él o hayas hecho mejores cosas que él.

Hay muchas deportistas referentes en la vida

Me cuesta mucho escoger una mujer que le sirva como referente del deporte femenino. Hay muchas: Carolina Marín, Lydia Valentín, Ana Peleteiro, Mireia Belmonte, María Vicente, Ruth Beitia... Y me dejo a mis grandísimas compañeras como Marta Xargay, Ana Cruz, Cristina Viña o Alba Torrent. Hay una infinidad de deportistas que sirven como referente en lo deportivo y que son también modelo de persona.

El nivel actual del baloncesto femenino español, sin ir más lejos, es altísimo. Pero hace falta una mayor inversión en la liga española, que es el punto débil de este momento dulce. Hay que hacer una inyección económica importante para ponerla al mejor nivel europeo. España tiene la mejor selección europea, pero la liga no está al nivel de la selección: falta inyección de sponsors e instituciones públicas para que las mejores españolas jueguen aquí, en España.

Amaya Valdemoro,