Amaya Valdemoro cree que el Laureus certifica el nivelazo del baloncesto español

Nuestra embajadora estuvo en la expedición de la Federación Española de Baloncesto que recogió el premio el lunes en Berlín.

Parece sencillo lo que hace Pablo Laso, pero es muy difícil lograr una continuidad tan larga, ese gen tan competitivo. Está haciendo historia en Europa. Se ha convertido en uno de los entrenadores más importantes de la historia del Real Madrid.

El pasado lunes recogí, junto al resto de representantes de la Federación Española de Baloncesto (FEB), el Premio Laureus 'Al logro excepcional' gracias a las 26 medallas internacionales logradas en los últimos años por distintas selecciones españolas, masculinas y femeninas.

Creo que una de las cosas más importantes de este premio es que se da al baloncesto sin género. La Federación ha trabajado para dar visibilidad al baloncesto femenino y lo considera como igual. Es un trabajo de muchísimos años y de muchísima gente. Todos los españoles nos podemos sentir orgulloso. Este galardón no hace más que ratificar el gigantesco prestigio que tiene el baloncesto español, quizá sólo detrás del norteamericano.

El baloncesto español es muy, muy seguido. Seguramente se considera el mejor modelo después del americano, que son los mejores. Se trabaja muy, muy bien. Además, no creo que en España se valore menos el baloncesto nacional que fuera de nuestras fronteras. En España se nos respeta mucho. Aquí somos muy buenos en muchas disciplinas. Hay que compartir triunfos con otros deportes, pero hay mucha popularidad y reconocimiento.

Pablo Laso, un entrenador para la historia

El título logrado por el Real Madrid en la Copa del Rey no me parece uno más. Marca un antes y un después. Parece sencillo lo que hace Pablo Laso, pero es muy difícil lograr una continuidad tan larga, ese gen tan competitivo. Está haciendo historia en Europa. Se ha convertido en uno de los entrenadores más importantes de la historia del Real Madrid.

No hablamos solo del triunfo, sino también de la forma de conseguirlo. Laso cambió el estilo de juego cuando llegó. Antes los partidos eran a 'sesentaitantos' y ahora todo el mundo quiere hacer el baloncesto que él hace: atractivo, de transiciones, y encima haciéndolo con títulos.

Las consecuencias para el Barcelona

Para el F.C. Barcelona haberse quedado tan pronto en el camino en la disputa de esta Copa tendrá sus consecuencias. El plantel azulgrana tiene experiencia suficiente para asimilar este traspié. Aunque es un equipo muy sólido y muy bien hecho, yo creo que tendrán mucha presión. Ahora bien, son jugadores que están acostumbrados a eso.

Amaya Valdemoro,