El Blog de Betfair

Cómo hacer un 'lay' contra el favorito a cuota baja en tenis con Betfair

Regístrate ahora Ver mercado

Las cuotas suelen seguir unos patrones que se repiten. Si los conocemos, podemos maximizar nuestros beneficios en los grandes torneos.

El tenis es el deporte de las apuestas por antonomasia. Su inusual sistema de puntuación hace que las cuotas bailen incluso con variaciones muy pequeñas en el resultado.

Cómo afectan los cabezas de serie a las cuotas

Uno de los aspectos del tenis que merece nuestra atención es que los Grand Slam como Wimbledon cuentan con cabezas de serie. En un torneo por eliminación, los organizadores suelen querer dar 'forma' al torneo de tal manera que haya más posibilidades de que los favoritos se enfrenten entre ellos en las últimas rondas. Estamos hablando de eventos que cuestan muchos millones, por lo que la pista central debe estar llena los últimos días.

Cada mitad del cuadro está separada, y el primer y segundo jugador no se enfrentan hasta la hipótetica final. Lo mismo ocurre con los cuatro primeros, que no se ven hasta semifinales, o los ocho principales candidatos, que no se encuentran hasta cuartos. Así hasta el primero partido.

Ello quiere decir que suele haber partidos muy desiguales al comienzo de cada Grand Slam. El favorito suele partir con cuotas que van del [1.01] al [1.10]. Hay poco valor apostando a favor a esos precios, pero sí podemos estar ante una buena posibilidad de hacer un 'lay'. Si apostamos contra un gran jugador necesitamos saber que no está a tope de forma, o basarnos en algún otro tipo de información o trayectoria, si no nos la estaremos jugando. Pero el lay sí es una herramienta que, usada de forma correcta, nos puede dar grandes beneficios en estas primeras rondas. El objetivo es apostar contra el favorito, recoger beneficios si no arranca el partido como es debido, y estar fuera del mercado cuando dicho jugador despierte e imponga la lógica.

Cómo identificar nuestra apuesta

Lo primero que debemos hacer es encontrar el partido adecuado. No todos los choques con un favorito abrumador son idóneos para apostar en su contra. Por ello, es conveniente echar mano de una herramienta de software como Traderline y examinar buen los números de cada enfrentamiento. Necesitamos saber qué ocurre cuando un favorito pierde su servicio por sorpresa a las primeras de cambio, o tarda en romper el de su rival. A veces no es necesario que se dé esa rotura de servicio. Una ventaja como un 0-30, por ejemplo, producirá un baile de cuotas. Esto es todavía más visible en hierba, donde un 'break' es mucho más valioso porque se produce una cantidad baja de ellos.

La locura de Andy Murray

Todos los apostadores saben que a Andy Murray le cuesta mucho arrancar, y cuando el escocés se enfrentó a Fernando Verdasco hace unos años en cuartos de final de Wimbledon estuvo bajo presión en el primer set. Cuando el español rompió el saque de Murray, el precio de éste subió de [1.1] a [1.3]. El favorito logró romper el saque de Verdasco e igualar, pero cometió una doble falta que le llevó a perder del primer set. Su cuota subió hasta [2.1] antes de remontar y ganar el partido. Una apuesta de 100 euros contra Murray a cuota [1.1] solamente hubiera supuesto un riesgo de 10 euros al comienzo del partido. El beneficio hubiera sido de 15 euros al salirnos de la apuesta la primera vez en la que rompió Verdasco, o de 50 después de que Murray perdiera el primer set. En el primer partido de Wimbledon 2017, el escocés también ofreció sus típicos momentos de duda antes de resolver. Su precio subió de [1.05] a [1.14], y luego volvió a bajar. Otra gran oportunidad para un lay a bajo precio. Es la locura de Murray.

grafico-murray.png

El ejemplo del gráfico de arriba es bastante discreto, ya que los bailes en los partidos de un Grand Slam pueden ser mucho más acusados. Uno de los grandes días de mi carrera como apostador fue la victoria de Rafa Nadal contra Lukas Rosol en Wimbledon 2014. Los bailes de precios fueron increíbles. El español ya había caído por sorpresa contra el mismo rival en el mismo escenario dos años antes, y el mercado esperaba una jornada animada, como finalmente ocurrió. Perfecto para el trading.

nadal-grafico.png

Resumen

Por todo lo mencionado, el tenis es el deporte de las apuestas por antonomasia. Su inusual sistema de puntuación hace que las cuotas bailen incluso con variaciones muy pequeñas en el resultado. Es suficiente una posibilidad lejana de break para que los apostadores reaccionen y el mercado se mueva hacia un lado o al otro. Por ello, aunque un jugador gane cómodamente, podemos tener oportunidades de obtener buenos beneficios. Es cuestión de apostar contra él al comienzo y saber salir recogiendo beneficios cuando comience el partido de manera errática.

Regístrate ahora Ver mercado
More Tutoriales sobre apuestas