Open de Australia: Alexander Zverev por fin provocará el cambio de guardia en 2018

Regístrate ahora Ver mercado

Tras más de una década con los mismos grandes en el tenis, la que viene puede ser la temporada de la gran renovación entre los ganadores de los grandes.

Se paga a cuota [17] en el Sportsbook de Betfair que Zverev gane el primer grande de la temporada, el Open de Australia.

Ya he perdido el número de las columnas sobre tenis que he leído en los últimos cinco o seis años anunciando un "cambio de guardia". Todo el mundo anuncia al próximo gran jugador, la próxima estrella joven en dominar el tenis masculino. Y mientras, Roger Federer, Rafa Nadal, Novak Djokovic y Andy Murray se siguen repartiendo los majors.

Desde que Juan Martín del Potro, a sus 21 años, ganó el U.S. Open de 2009, solo cuatro de los siguientes 32 Grand Slam han sido ganados por jugadores que no estaban entre los cuatro mencionado anteriormente. Stan Wawrinka tenía 28 años cuando conquistó el primero de sus tres, Australia 2014. Marin Cilic tenía cuando se impuso en el U.S. Open del mismo año. No es que fueran un gran soplo de aire fresco.

Pero, aunque lo digo muy bajito, creo que el 2018 sí puede ser el año en el que un nuevo jugador rompa el molde verdad. Alexander Zverev tiene todas las credenciales.

Se paga a cuota [17] en el Sportsbook de Betfair que gane el primer grande de la temporada, el Open de Australia. El año pasado recomendé con éxito apostar por Federer a cuota [30] para este mismo torneo, recién salido de una lesión. Esta vez me decantaré por el joven alemán.

Es muy alto (1,98 m.), tiene un gran primero y un segundo que lanza sin ningún temor, le pega duro desde el fondo de la pista con ambos golpes y sabe cómo debe subir a la red. Técnicamente, las herramientas están ahí. Y viene de una gran campaña que le ha servido para colocarse entre los cuatro primeros del mundo.

Lo único que ha fallado es lo que se encuentra entre ambas orejas. Le vi en directo en el ATP Tour Finals, y tiró ante Jack Sock una oportunidad muy clara de meterse en semifinales. Zverev fue muy honesto al admitir que se vino abajo. Pero lo que me impresionó es que se puso cuanto antes a trabajar en ello, pidiéndole a su entrenador Juan Carlos Ferrero que trabajen el aspecto mental.

"Nos estamos concentrando en esa parte", señaló el antiguo número 1 mundial español en una entrevista. "Hasta ahora no ha tenido que afrontar la presión de las expectativas en su carrera, y le estamos ayudando a entender cómo debe hacerlo". Zverev ganó dos Masters 1000 en 2017, pero en los Grand Slam fue muy diferente. En ellos todavía no ha conseguido imponerse a ningún jugador clasificado entre los 50 mejores del mundo.

Esto solo puede ser un problema de su mente, no de la técnica. Y hay que admirar la decisión de su padre, el antiguo profesional ruso Alexander Zverev (mismo nombre que su hijo), de dejar que Ferrero les eche una mano, después de haber entrenado a la joven promesa sin ayuda hasta esta campaña.

Hace semanas que Zverev esta haciendo trabajo de pretemporada, y solo se escuchan cosas positivas de las sesiones que está llevando a cabo con su hermano mayor Mischa en Monte Carlo. Preparará el Open de Australia formando pareja en la Hopman Cup con la también alemana Angelique Kerber. Ahí fue dónde Federer volvió antes de conquistar Melbourne el año pasado. Me pregunto si Zverev está listo para ofrecer los mismos resultados explosivos.

Regístrate ahora Ver mercado